3,1 millones de hectáreas de páramos y humedales entrarán en el proceso de delimitación

anfibia

Así lo aseguró Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), en el evento Colombia Anfibia, en donde se presentaron los resultados finales del proyecto para delimitación de páramos y humedales.

En 2013, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi decidió salirse de sus tradicionales moldes catastrales y aceptar un reto que tendría repercusiones en el desarrollo sostenible del país: participar en el proceso de delimitación de páramos y humedales, dos ecosistemas estratégicos que tienen la función de garantizar que el agua no se agote.

La tarea del IGAC consistía en elaborar un estudio de suelos semidetallado a escala 1:25.000 en varias hectáreas con influencia de páramos y humedales; una información que se convertiría en la principal hoja de ruta para que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto Alexander von Humboldt y el Fondo de Adaptación, iniciaran el proceso de delimitación.

Tres años después de soportar los estragos del clima en zonas como las frías montañas de Nariño o en las húmedas y calurosas llanuras de la Costa Atlántica, y de interpretar los datos y la información recolectada, el IGAC logró analizar 4,3 millones de hectáreas en páramos y humedales, cifra que equivale al 3,8% del territorio colombiano.

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, de este total 3,1 millones de hectáreas son las que deben ser delimitadas en el corto plazo, ya que requieren de una intervención inmediata de las autoridades ambientales para su conservación y protección. “De lo contrario, las desmesuradas actividades agrícolas, pecuarias y mineras continuarán depredando estos territorios. Debemos garantizar que en estos suelos se respete la vocación, que en este caso es la conservación ambiental”.

En páramos, el IGAC estudió 1,5 millones de hectáreas, distribuidas en 10 Distritos y que abarcan parte de 371 municipios; en humedales el frente de trabajo fue en 2,8 millones de hectáreas ubicadas en 345 municipios de las regiones Caribe, Andina, Pacífica y Orinoquia.

El anuncio fue realizado por el Director del IGAC en el evento Colombia Anfibia, donde se presentaron los resultados finales del proyecto de delimitación, y que contó con la presencia del Ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo, la Directora del Instituto Humboldt Brigitte Baptiste y el Director del Ideam Omar Franco.

“Es un privilegio hacer parte de este gran proyecto que blindará a nuestros páramos y humedales, en el cual participaron autoridades ambientales, institutos de investigación, entidades del Estado y el sector académico. No me cabe la menor duda que estos insumos técnicos facilitarán la gestión integral del territorio colombiano, al igual que será la base para formular estrategias de mitigación del riesgo y adaptación a los efectos del cambio climático. Es la primera vez que Colombia cuenta con una información tan detallada de sus ecosistemas estratégicos, lo cual no solo será el principal insumo para el proceso de delimitación, sino para el ordenamiento ambiental que requiere nuestro territorio en el posconflicto”, apuntó Nieto Escalante.

Actualización cartográfica

El trabajo del IGAC no solo se limitó al estudio de suelos. También permitió actualizar la cartografía básica de las áreas estudiadas.

Para este proceso, que se basó en tecnologías con sensores remotos satelitales (imágenes Rapideye, Spot, Geosar y modelos digitales de mayor resolución espacial), el Instituto actualizó la cartografía de 24,7 millones de hectáreas, cifra equivalente al 21,6% del país.

Con esta actualización se vieron beneficiados 310 municipios, que antes contaban con una cartografía desactualizada a escala 1:25.000, que en algunos casos databa entre 1957 y 1998.

“Ahora, estos territorios tienen la caracterización de sus suelos con observaciones y perfiles a alturas superiores a los 3.200 metros. Además, el aporte del proyecto de áreas de influencia de páramos y humedales al Plan Nacional de Cartografía a escala 1:25.000 fue del 21% del territorio nacional”, puntualizó el Director del IGAC.

Por último, Nieto Escalante informó que el IGAC sobrepasó el número de hectáreas y mapas a los que se comprometió inicialmente con el Humboldt. “El compromiso inicial era estudiar los suelos de 3,8 millones de hectáreas y entregar la cartografía de 9,5 millones. Sin embargo, la entidad le hizo entrega al Humboldt de un estudio de suelos en 4,3 millones de hectáreas (400 mil más de lo pactado) y le entregó planchas que abarcan 24,7 millones (15,2 millones de hectáreas más)”.