Costa Atlántica vulnerable a derrumbes e inundaciones: IGAC

Captura de pantalla 2016-06-06 a las 5.04.20 p.m.

 

Además, la región es la más propensa a presentar inundaciones en el país.

Según el mapa de susceptibilidad y amenaza de Colombia, elaborado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el 21,3% de Colombia alberga terrenos en donde los derrumbes y las inundaciones podrían desencadenar futuras tragedias.

Este porcentaje, conformado por 24,3 millones de hectáreas, alberga zonas de 26 departamentos del territorio nacional. De este total, los derrumbes o los eventos de remoción en masa son los que mandan la parada, ya que podrían generarse en el 18,7% del país (más de 21,3 millones de hectáreas).

Entre los departamentos vulnerables a los derrumbes están zonas de cinco territorios costeños: pequeños terrenos montañosos de La Guajira, Bolívar, Córdoba, Cesar y Magdalena (en inmediaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta).

Germán Darío Álvarez, Subdirector de Agrología del IGAC, apuntó que a este latente riesgo se suma el mal uso que se le ha dado a los suelos costeños, un factor que incrementa la magnitud de los desastres.

“Las zonas susceptibles a derrumbes son terrenos montañosos y con pendientes inclinadas, a lo que se le suman altos grados de sobreutilización por cultivos y ganado. Esto genera una amenaza mucho mayor, ya que al estar desprotegidos de coberturas vegetales y compactados, pierden su capacidad de resilencia y desembocan mayores remociones”.

Álvarez recalcó que un territorio montañoso con suelos afectados por cultivos y el pisoteo del ganado, se traduce en una remoción en masa más fuerte, y por ende una tragedia más intensa.

En la Costa, el uso inadecuado en los cinco departamentos susceptibles a los derrumbes es el siguiente: Cesar (32,7% sobreutilizado por sobrecarga agropecuaria – 737 mil hectáreas),  Bolívar (31,4% – 837 mil hectáreas), Córdoba (27,6% – 689 mil hectáreas), Magdalena (23,6% – 546 mil hectáreas) y La Guajira (12,7% – 261 mil hectáreas).

“Si a esto le sumamos territorios con altas precipitaciones, las consecuencias de los derrumbes son nefastas. Ese fue el caso de Mocoa: un territorio montañoso, vulnerable a las remociones en masa, con suelos afectados y deforestados y largos periodos de lluvia”.

Para prevenir la ocurrencia de estos procesos, el IGAC aconseja aplicar prácticas como: incrementar los sistemas forestales, agrosilvícolas y silvopastoriles en las zonas montañosas; controlar la escorrentía con zanjas de ladera, cultivos en contorno y franjas con vegetación densa; proteger los suelos con cobertura de residuos de los cultivos para menguar la acción de la lluvia; evitar la compactación causada por la explotación ganadera; y no realizar la labranza en sentido de la pendiente.

Inundaciones, otro riesgo

El 2,5% está conformado por suelos susceptibles a inundación (2,9 millones de hectáreas), porcentaje que está conformado por zonas de seis departamentos caribeños: Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, Magdalena y Sucre. http://noticias.igac.gov.co/25-del-pais-es-blanco-facil-para-las-inundaciones/

“La región Caribe es la más vulnerable a las inundaciones es en país, en especial por donde pasa el río Magdalena, ya que de sus siete departamentos, solo se salva La Guajira”, manifestó el Subdirector de Agrología.

Las zonas más críticas en la Costa son: Córdoba: ríos Sinú, San Jorge y Verde, represa de Urrá y ciénaga Ayapel; Bolívar: río Magdalena, Brazo de Morales, Brazo de Mompós, ríos Cauca y Cimitarra, quebrada Santo Domingo, y terrenos de Cartagena y Canal del Dique; Magdalena: ríos Magdalena, Aracataca, Fundación y Ariguaní, Brazo de Mompós y Ciénaga de Santa Marta; Cesar: ríos Magdalena, Cesar, Guatapurí, Fernambuco y Ariguarí, quebradas La Mula y Lebrija y ciénaga Zapatosa; Atlántico: límites con Bolívar, río Magdalena y Galerazamba; Sucre: paso del río San Jorge y ciénagas Cispataca, La Garita, San Marcos y Los Palitos.