50 niños de Calarcá jugaron y aprendieron sobre la geografía del país

21081780_10154496332022242_2125507733_o

Recibieron la cartilla “Recorre Colombia con Agustín”, un didáctico paseo que les permitirá colorear los paisajes, departamentos y municipios colombianos.

En su reciente paso por tierras quindianas, Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), decidió ponerse la bata de profesor de geografía.

La Institución Calarcá, ubicada en el municipio del mismo nombre, fue el aula seleccionada por el funcionario para llevar su mensaje sobre el conocimiento del territorio colombiano; y más de 50 niños de primaria, entre los grados segundo y quinto, sus inquietos alumnos.

Al comienzo de la jornada, el grupo de la Oficina de Difusión y Mercado del IGAC puso a estos pequeños a sudar la gota gorda en varios juegos lúdicos; todos enmarcados en el conocimiento geográfico.

En cada uno de los juegos, como lazo, escalera y carreras de obstáculos, los funcionarios del IGAC hicieron preguntas como la cantidad de departamentos del país, la capital del Quindío, el número de municipios y las regiones.

Cansados de tanto correr, los pequeños se sentaron alrededor de su nuevo profesor, que en esta ocasión estuvo acompañado de la Alcaldesa de Calarcá.

Nieto Escalante les enseñó cómo se hacían antes los mapas, quién fue Agustín Codazzi y la importancia de que la clase de geografía no se desdibuje de las aulas escolares.

Al final, con ayuda de todo su equipo, el Director del IGAC les hizo entrega de la cartilla “Recorre Colombia con Agustín”, en la cual ahora podrán colorear, dibujar, jugar y a su vez aprender sobre los tesoros geográficos tricolores.

“Es necesario que desde pequeños conozcamos y defendamos nuestro territorio. El IGAC va mucho más allá de avalúos, catastro, suelos y cartografía. También es una entidad comprometida con la educación de los más pequeños”, dijo Nieto Escalante.

Como si fuera Navidad, los niños se fueron a sus casas con una sonrisa de oreja a oreja y cargados de cargados de regalos, pero con muchos más conocimientos y reflexiones.