El Agustín Codazzi estableció diagnóstico de los suelos del país con énfasis en el departamento de Nariño

foto3 Ponencia

 

 Con la ponencia del funcionario de la sede central del  Instituto Geográfico Agustín Codazzi, (IGAC), relacionada con los suelos y tierras de Colombia, con énfasis en el departamento de Nariño, participó en el segundo foro ambiental ECONARIÑO, programado por la Contraloría Departamental de Nariño.

Pasto, 30 Noviembre  de 2017. Con la ponencia Suelos y Tierras de Colombia, con énfasis en el departamento de Nariño, específicamente con la información agrológica que tiene que ver con gestión del riesgo y riesgos naturales, el funcionario de la Subdirección de Agrología de la sede central del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, (IGAC), Napoleón Ordoñez Delgado, participó en el segundo foro ambiental ECONARIÑO, programado por la Contraloría Departamental de Nariño.

El Coordinador Nacional de Levantamientos de Suelos y Aplicaciones Agrologicas del IGAC, Ordoñez Delgado, en la ponencia en el evento académico; realizó un diagnóstico sobre la calidad de las tierras en cuanto a su capacidad de uso, vocación y conflictos de uso, que básicamente corresponde  a la armonía que existe entre el uso de la tierra y el que debería tener, haciendo énfasis en la realidad que se enfrenta  en el departamento de Nariño.

En la intervención dio a conocer los parámetros a través de una aplicación que maneja el Agustín Codazzi, relacionada con áreas homogéneas de tierras, que tiene que ver con la gestión del riesgo, haciendo referencia a pendientes, inundación, encharcamiento, pedregosidad, entre otros parámetros de información que produce el IGAC, para el país y el departamento de Nariño.

Las áreas homogéneas consiste en una descripción de factores agronómicos, topográficos y climáticos de un espacio de la superficie terrestre a escala 1:25.000, es decir semidetallado, a los cuales se les califica numéricamente para establecer su realidad.

Estas áreas homogéneas son ampliamente conocidas en el mundo del catastro, ya que son la principal herramienta para establecer el avalúo catastral de un predio, tanto rural como urbano.

Sin embargo sus bondades van mucho más allá del catastro, ya que debido a su grado de detalle son de gran utilidad para ordenar y orientar el mejor uso del territorio colombiano, en proyectos relacionados como ordenamiento de cuencas hidrográficas, gestión de riesgo, restitución de tierras y capacidad productiva.

“El departamento de Nariño, es una región diversa por la presencia de fuertes pendientes, siendo susceptible a los fenómenos de erosión y remoción en masa, de igual manera, la zona costera del departamento de Nariño, es bastante vulnerable a estos eventos”, indicó el funcionario.