Arranca ambicioso proyecto para cambiarle la “cara”al Catatumbo

catatumbo-2

Desde la otra semana, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) y la Asociación de Municipios del Catatumbo, iniciarán varias actividades contempladas en el proyecto “Catatumbo: región de oportunidades y desarrollo territorial”.

IGAC, noviembre 18/2016.- El Catatumbo, región ubicada en el departamento de Norte de Santander, ha sido una de las principales protagonistas en los 52 años de violencia por parte de los grupos armados al margen de la ley, además de ser uno de los centros de producción de cultivos ilícitos en el país.

Por esta razón, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, la Asociación de Municipios de Catatumbo provincia de Ocaña y sur del Cesar y la Universidad Francisco de Paula Santander – Ocaña, decidieron unirse y darle forma a un ambicioso proyecto que permitirá cambiarle la ‘cara’ al Catatumbo, y así convertirlo en un territorio productivo, pacífico y sostenible.

“Catatumbo: región de oportunidades y desarrollo territorial”, tiene contemplado realizar un estudio de suelos en 135 mil hectáreas productivas, revisar los Planes de Ordenamiento Territorial en los 16 municipios de la región y poner en marcha un Sistema de Información Geográfica.

A partir de la próxima semana, este ambicioso proyecto, que también cuenta con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), pondrá en marcha varias actividades.

El martes 22 de noviembre, el IGAC, Asomunicipios y la Universidad realizarán la primera mesa de trabajo con las autoridades departamentales, municipales y ambientales sobre la revisión de los Planes de Ordenamiento Territorial y la elaboración del Sistema de Información Geográfico; esta socialización se llevará a cabo en la ciudad de Ocaña (auditorio alterno de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad).

Por su parte, entre el 28 de noviembre y el 5 de diciembre, expertos del IGAC analizarán la geomorfología de cinco municipios del Catatumbo (Ocaña, Ábrego, Tibú, Sardinata y La Playa), con miras a culminar la fase de interpretación de las 131 mil hectáreas que se estudiarán a partir de 2017.

“Los estudios de suelos serán la base de la formulación de las alternativas productivas de compensación a las víctimas del conflicto en la implementación de los acuerdos de paz. Con esta información, las entidades territoriales podrán hacer una gestión integral de sus recursos naturales, mientras que sus habitantes contarán con herramientas para poder implementar proyectos productivos adecuados y conservar las zonas con susceptibilidad ambiental”, dijo Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC.

En ordenamiento territorial, el proyecto contempla un análisis de la ocupación actual del territorio, la revisión de los POT anteriores, la construcción de un modelo de ordenamiento y la formulación de los proyectos de acuerdo. “Esto permitirá determinar las potencialidades y limitaciones y formular las líneas, directrices y acciones estratégicas”, enfatizó Nieto Escalante.

El Sistema de Información Geográfica será una plataforma para administrar y planificar el territorio. Con esta herramienta, la región contará con transferencia de innovación, desarrollo de tecnologías, conocimientos y difusión de resultados.

“Este proyecto se verá reflejado en la formulación futura de proyectos de los entes territoriales y gremiales, en la creación de instrumentos de planificación territorial en áreas rurales, y en la inclusión de los componentes ambientales, gestión del riesgo, incorporación de lineamientos de protección y conservación, acciones de adaptación al cambio climático y compensación a las víctimas del conflicto armado, en la toma de decisiones”, puntualizó el funcionario.