“Buenaventura será un municipio priorizado en el posconflicto y en la implementación del catastro multipropósito”: IGAC

BUENAVENTURA

Así se lo hizo saber el Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), Juan Antonio Nieto Escalante, al Alcalde de Buenaventura Eliécer Arboleda Torres, en una reunión realizada ayer en la ciudad de Buenaventura.

Dentro de las acciones emprendidas por el Gobierno Nacional para el tema del posconflicto, está la priorización de 187 municipios, los cuales han sufrido las nefastas consecuencias de la violencia y que se convertirán en los futuros territorios de paz en el territorio colombiano.

El municipio más extenso del Valle del Cauca y de toda la región del Pacífico colombiano, Buenaventura, hará parte de los territorios bajo el lente del Gobierno del Presidente de la República Juan Manuel Santos, el cual cuenta con una extensión de 639.199 hectáreas, en su mayoría catalogadas como zonas de conservación y protección ambiental.

Este importante anuncio para esta región del Pacífico fue hecho por el Director General del IGAC, Juan Antonio Nieto Escalante, en una reunión llevada a cabo hoy en Buenaventura con el Alcalde Eliécer Arboleda, a la cual asistieron los Subdirectores de Agrología y Cartografía de Instituto, y varios representantes del gobierno municipal.

Según Nieto Escalante, otra ­buena nueva es que Buenaventura será incluido dentro de los 11 municipios que harán parte este año del proyecto piloto sobre la transformación catastral del país, el catastro multipropósito; el cual contribuirá con la seguridad y protección de los derechos de propiedad inmueble, facilitará la planeación y ejecución de políticas nacionales y territoriales, y favorecerá la operación eficiente del mercado inmobiliario.

“El Gobierno Nacional tiene los ojos puestos en la región del Pacífico y en el municipio de Buenaventura, con temas como el posconflicto y el catastro multipropósito. Este último, incluido dentro del Plan de Desarrollo, garantizará una seguridad jurídica del derecho de propiedad, la cual será coherente con el registro de la propiedad, una planificación y ordenamiento territorial y un fortalecimiento fiscal local. Además cubrirá todos los predios formales e informales, públicos y privados, y será de gran ayuda para el control del uso del suelo”, aseguró Nieto Escalante.

Con Buenaventura, los otros municipios del país que harán parte del piloto para la implementación del catastro multipropósito serán San Vicente del Caguán, Lebrija, Anori, Puerto Gaitán, Armenia, Topaipi, Dibulla, Puerto Leguizamo, Santa Marta y Barranquilla.

Convenio conjunto

Aunque la última actualización catastral en Buenaventura es del año 2012, el Alcalde del municipio manifestó que existen nuevas zonas que se han desarrollado, tanto el centro urbano como en la parte rural, las cuales tendrían que ser actualizadas para conocer su nuevo avalúo.

Para subsanar esto, el Director del IGAC le propuso al Alcalde suscribir un convenio de conservación dinámica de estos predios, para el cual el IGAC aportaría expertos que estudien detalladamente estas zonas, y “así poder realizar un saneamiento en las zonas que determinen las autoridades municipales, como lo son los terrenos de bajamar y la parte rural”.

Según el más reciente estudio sobre los avalúos catastrales del país, Buenaventura tiene un valor de aproximadamente $6,5 billones, $427 mil millones más que el registrado en 2014. Además, entre ambas vigencias se conformaron 1.079 nuevos predios, para un total de 101.753, y 146.165 metros cuadrados más de área construida (8,3 millones en 2015).

“Estas cifras demuestran que a pesar de los inconvenientes sociales y económicos del puerto más importante del Pacífico, Buenaventura ha mejorado su valor y su inversión. Realizar una nueva actualización catastral de todo el municipio sería muy costosa, razón por la cual proponemos realizar conservación en las nuevas zonas que sean identificadas”, enfatizó Nieto Escalante.

Actualizar la zona urbana mejoraría los ingresos

Cerca del 80 por ciento de Buenaventura está conformado por territorios colectivos de comunidades negras, una figura especial que no aporta recursos para el recaudo del impuesto predial unificado.

Sin embargo, el Plan de Desarrollo del Gobierno Nacional, especifica que desde 2017 el Ministerio de Hacienda le girará anualmente a los municipios en donde existan estos territorios colectivos, las cantidades que equivalgan a lo que dejen de recaudar por concepto del impuesto predial unificado.

Dicha tarifa será la resultante de una metodología que expedirá el IGAC, la cual estará ligada a la actualización catastral.

“Si es casco urbano de Buenaventura está totalmente actualizado, esto no solo se verá reflejado en el impuesto predial recaudado, sino en el incremento de las cantidades que el Gobierno les asignará a los territorios colectivos de comunidades negras. En el caso de Buenaventura, esto permitirá mejorar las finanzas del municipio y la calidad de vida de sus habitantes”, apuntó el Director del IGAC.

Suelos con pocos cultivos y ganado

El estudio de conflictos de uso del suelo del IGAC evidenció que en Buenaventura los cultivos y cabezas de ganado no han logrado colonizar los suelos.

Actualmente, tan solo el 4,9 por ciento de este municipio cuenta con territorios agrícolas, donde se cultiva principalmente palmito, cacao, chontaduro y borojó. Entre tanto, el 87,4 por ciento (558.590) cuenta con coberturas boscosas y seminaturales.

Este panorama se debe a que la mayoría de las 639 mil hectáreas que conforman Buenaventura, no cuenta con suelos apropiados para cultivar o para la cría de ganado: 94,6 por ciento de toda el área (604.740 hectáreas) está compuesto por áreas de protección legal y áreas prioritarias para la conservación ambiental.

Sin embargo, estos terrenos han sido presa fácil de la deforestación del hombre, principalmente por la actividad minera para extraer oro y la tala indiscriminada para la elaboración de productos maderables. “Los ríos que desembocan en la bahía cuentan con un arrastre de materiales derivados de estas actividades, los cuales ratifican serios problemas de erosión. Se deben tomar medidas urgentes para evitar que uno de los territorios más biodiversos del país pierda su potencial ambiental”, puntualizó Nieto Escalante.