Colombia, un país que se transforma en torno a la administración de sus tierras

IMG_20171206_093318660_HDR

En la Comisión Anual de la Federación Internacional de Geómetras, realizada en Cartagena, expertos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) informaron los principales cambios en el territorio para lograr la modernización de la administración de tierras.

En 2015, el Gobierno Nacional realizó varios cambios internos para darle un mejor manejo a las tierras colombianas, y así poner fin al problema de inequidad.

Según Óscar Zarama, funcionario de la Subdirección de Catastro del IGAC, ese año, por medio de varios decretos, se puso en marcha una reorganización institucional para orientar la labor de la administración de tierras y cumplir con los compromisos del Acuerdo de Paz.

“Además de crear nuevas agencias, el Gobierno seleccionó a cinco entidades para el manejo de las tierras: IGAC, por ser la autoridad catastral, agrológica y cartográfica; Departamento Nacional de Planeación; Agencia Nacional de Tierras, encargada de la formalización, administración de baldíos, resguardos y territorios colectivos; la Unidad de Restitución; y la Superintendencia de Notariado y Registro”.

Sumado a esto, el Gobierno ya contaba con varias cartas para manejar adecuadamente las tierras, como el Plan Nacional de Desarrollo, que introdujo el Catastro Multipropósito; la Política Publica de Catastro Multipropósito (CONPES 2016); y el documento de conceptualización para su interoperabilidad y estandarización.

Según Zarama, las entidades involucradas empezaron a trabajar en la creación de un Sistema de Administración de la Tierra, el cual tendrá como sustento principal al Catastro Multipropósito (con la valoración o valuación de los bienes inmuebles), al registro público de la propiedad y al ordenamiento territorial.

“Cabe destacar que este sistema, el cual pretende modernizar la administración de la tierra en Colombia, cuenta con el apoyo del Gobierno Suizo y de la Cooperación Económica y Desarrollo (SECO)”.

Para el funcionario, la nueva administración de las tierras colombianas tendrá en cuenta áreas temáticas como el catastro, registro, ordenamiento territorial, avalúos y áreas protegidas.

“El ordenamiento territorial será fundamental, ya que establecerá qué actividades se pueden realizar en el territorio, y definirá las restricciones y responsabilidades que forman parte de la información legal del territorio”.

Por su parte, el avalúo permitirá conocer el valor individual, masivo y de referencia para transacciones públicas y privadas, y será un apoyo para el mercado de las tierras.

Para que la información del catastro y el registro público de la propiedad se integre y que ambos sean permanentemente interoperables, el país viene implementando el modelo LADM_COL.

“Este modelo, que fue iniciativa del IGAC, distribuye la información en varios módulos, como catastro y registro, ordenamiento territorial, avalúos y Parques Naturales, para así poder generar un potencial de intercambio de datos”, puntualizó Zarama.