Cuencas hidrográficas de Cundinamarca y Valle del Cauca, al pizarrón

thumbnail_IMG_20180126_101804076_HDR

A través de alianzas estratégicas con autoridades ambientales, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) evaluará los suelos de más de un millón de hectáreas distribuidas en varias cuencas de estos departamentos. Estudios del Catatumbo, La Guajira y lago de Tota serán revelados este año.

La transformación estructural del campo colombiano propuesta en el Acuerdo de Paz a través de la reforma rural integral, tendrá como gran protagonista al suelo, un recurso natural que por muchos años ha pasado de agache.

Proyectos como la reforma de la tenencia de la tierra, la seguridad jurídica del campo, el manejo ambiental y la consolidación de reservas campesinas, se sustentarán en información técnica y detallada como la vocación y capacidad de los suelos y tierras, tarea que por más de 70 años ha adelantado el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC).

Por esta razón, la entidad ha buscado alianzas estratégicas con diversas entidades para suscribir convenios o proyectos y que así el país cuente con insumos mucho más minuciosos para poner en marcha el nuevo ordenamiento territorial, ambiental y productivo.

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, en 2017 se consolidaron importantes proyectos que verán la luz este año, como los estudios de suelos en la zona del Catatumbo (Norte de Santander), el lago de Tota (Boyacá) y predios cercanos al Cerrejón (La Guajira).

“Cada uno de estos insumos aportará información fundamental en campos distintos. En Catatumbo, una de las zonas más golpeadas por la violencia, las autoridades contarán con la base técnica para poner en marcha los proyectos productivos más adecuados para sus campesinos. Este estudio de suelos, realizado en más 135 mil hectáreas, se convertirá en la primera carta de navegación para el ordenamiento territorial”.

En cuanto al estudio en el lago de Tota, en cerca de 22 mil hectáreas, Nieto Escalante aseguró que servirá para que las autoridades ambientales tomen medidas que tiendan hacia la conservación del ecosistema, “bastante afectado por los cultivos de cebolla y por la extracción de los mejores suelos para la agricultura”.

“En La Guajira realizamos el primer estudio de suelos con énfasis agroforestal en el departamento. Evaluamos varios predios cercanos a la mina de carbón del Cerrejón, en donde la empresa podrá llevar a cabo proyectos agroforestales que favorezcan a la comunidad y al medio ambiente”.

Los resultados de estos tres importantes insumos para la construcción del nuevo país serán divulgados en el primer semestre de este año.

Nieto Escalante complementó que la entidad aporta todos los insumos necesarios para el recate y transformación de los 170 municipios priorizados en el posconflicto, “información que incluye datos sobre los suelos, catastro, cartografía y ordenamiento territorial”.

2018,cuencas hidrográficas

Germán Darío Álvarez Lucero, Subdirector de Agrología del IGAC, informó que este año los grandes retos de la entidad en materia agrológica serán los suelos de varias cuencas hidrográficas de los departamentos de Cundinamarca y Valle del Cauca.

“Suscribimos alianzas con entidades ambientales para analizar más de un millón de hectáreas a nivel semidetallado. Esto les permitirá construir sus Planes deManejo y Ordenamiento de Cuencas (POMCA)”.

En Cundinamarca, a través de un convenio con la Corporación Autónoma Regional (CAR), el IGAC estudiará varios terrenos de las cuencas de Sumapaz y Río Negro.

“Cada proyecto tendrá un fin distinto. En Río Negro se basará para fortalecer la producción cafetera, cañera y agrícola, mientras que en Sumapaz, la reserva más grande de agua del país, tenderá hacia la conservación de sus suelos”, añadió Álvarez.

Con la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) se trabajará en el levantamiento semidetallado en 250 mil hectáreas de las cuencas hidrográficas de Timba, Garrapatas y Calima, además de estudios de coberturas vegetales en siete cuencas más.

“Con esto, Valle del Cauca se podría convertir en el segundo departamento del país con información semidetallada en todos sus suelos, un título que solo tiene Quindío”.

Sumado a esto, el IGAC realizará un estudio detallado (1:10.000) en la quebrada Barbillas, ubicada en el municipio de La Plata en Huila. “Con la Corporación del
Alto Magdalena analizaremos una microcuenca de 2.600 hectáreas”.

Comodines
2018 también beneficiará a otros departamentos. Según Álvarez, en el transcurso del año serán presentados ante las autoridades varios estudios generales y de coberturas.

“En el primer semestre haremos el lanzamiento de los estudios generales de suelos de los departamentos de Guainía y Vaupés, y el de coberturas del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. A finales de 2018 el turno será para Arauca y Cesar”.

Otras publicaciones que verán la luz este año serán el estudio general de los suelos hídricos de Colombia y la metodología para páramos y humedales.
Por último, el Subdirector destacó que con una inversión de $800 millones, el IGAC trabaja en la modernización y mantenimiento de la infraestructura física del Laboratorio Nacional de Suelos.