Desactualización catastral desaparecerá del municipio de Tuta

TUTA

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) y la Alcaldía Municipal suscribieron un convenio por más de $112 millones, el cual permitirá conocer la realidad física de los predios, mejorar las finanzas y generar proyectos para beneficio de la comunidad.

Tunja, Boyacá, Mayo 11 de 2017. Actualmente, el municipio de Tuta, ubicado en el departamento de Boyacá, es uno de los tantos territorios colombianos que padece de una desactualización catastral de más de una década.

Su última actualización, tanto de sus zonas urbanas como rurales, fue en el año 2004; es decir que lleva 13 años con una base catastral que no revela su verdadera realidad física, las nuevas urbanizaciones y las mutaciones constructivas.

Debido a esto, las finanzas del municipio también se han visto afectadas. Entre 2016 y 2017, el incremento del avalúo catastral en Tuta fue de apenas el 2,9%, al pasar de $110,3 mil millones a $113,6 mil millones.

Con el propósito de darle un vuelco total a este rezago catastral, Mauricio Mejía Naranjo, Director Territorial del Instituto Geográfico Agustín Codazzi en Boyacá, le propuso al Alcalde de Tuta, Elkin Rincón Salamanca, aunar esfuerzos para realizar la actualización catastral en las 16.481 hectáreas que conforman el municipio.

Ambos directivos decidieron suscribir un convenio interadministrativo por un valor de $112.918.000, para así realizar el proceso de actualización de la formación catastral en las zonas urbanas y rurales, el cual se llevará a cabo durante todo este año.

“El mantenimiento del censo o inventario catastral facilitará la planeación del territorio municipal, ya que se dispondrá de información que responda a la realidad inmobiliaria”, apuntó Mejía Naranjo.

El Director Territorial del IGAC manifestó que la actualización es un proceso para renovar los datos de la formación catastral, el cual se basa en la revisión de los elementos físicos y jurídicos.

“Se tiene en cuenta la variación económica de las disparidades originadas por cambios físicos, variaciones de uso o productividad, obras públicas o condiciones locales del mercado inmobiliario”.

La actualización en Tuta incluirá actividades como levantamientos topográficos; reconocimiento predial; estudio de zonas homogéneas físicas y geoeconómicas; digitalización de la cartografía catastral; y liquidación de los avalúos catastrales para cada predio.

“La información derivada con la actualización se convertirá en una herramienta base para las políticas de ordenamiento y desarrollo territorial, al igual que para la determinación de la base gravable para la generación y recaudo de impuestos”, anotó el funcionario.

¿Qué pasará con el impuesto predial?

Mejía Naranjo indicó que los avalúos catastrales son la base gravable del Impuesto Predial Unificado, razón por la cual es necesario realizar un mantenimiento que refleje la realidad física, jurídica y económica de los predios.

Además, aseguró que al actualizar el catastro, el municipio contará con una base gravable confiable y real para liquidar el impuesto con datos reales, lo que le generará más ingresos para el territorio, que se le retribuirán al ciudadano a través de proyectos y programas para el desarrollo económico, social y ambiental. P

Sin embargo, el Director Territorial recalcó que con el propósito de que el aumento en el impuesto no sea tan traumático para sus habitantes, dentro del convenio el Alcalde de Tuta se comprometió a verificar y modificar el estatuto fiscal, si lo considera necesario.

“Esto con el fin de adecuar las tasas para evitar incrementos desmesurados en los cobros del impuesto predial, como consecuencia de la actualización catastral. En 13 años, el municipio habrá realizado un sinfín de mejoras y cambios, los cuales se verán reflejados en este ejercicio”.

Por último, el directivo recordó que son los Concejos Municipales quienes fijan las tarifas para el pago del impuesto, y que el IGAC solo se encarga de definir los procedimientos y metodologías para hacer el censo de los bienes inmuebles públicos y privados del país.

“El IGAC determina la metodología para la revisión predial y realizar las actualizaciones catastrales, pero no es el ente competente para definir la tarifa del impuesto predial. Solo calculamos la base del gravable sobre la cual los municipios facturan el cobro del impuesto”.