Disputa entre Chocó y Antioquia por Belén de Bajirá ya está en manos del Congreso de la República

BELEN DE BAJIRA

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC)  entregó a las Comisiones de Ordenamiento Territorial de Cámara y Senado, el informe técnico de deslindes entre ambos departamentos. El Congreso cuenta con un año para definir a quién le pertenece este municipio.

Los habitantes de Belén de Bajirá, un pequeño municipio ubicado en la región Pacífica colombiana, finalmente sabrán a que departamento pertenecen.

Con la culminación del informe técnico de deslinde por parte del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, el cual inició en Junio de 2014, el rifirrafe por esta población entre los departamentos de Chocó y Antioquia entró en su recta final.

Con la entrega de dicho informe a las comisiones de ordenamiento territorial de la Cámara y Senado del Congreso de la República, el IGAC finalizó su actuación en el proceso de deslinde por Belén de Bajirá, mejor conocido como el pueblo sin dueño.

Ahora, el veredicto final está en manos del Congreso de la República, entidad que cuenta con un año para definir el límite.

Si pasados los 365 días que establece la ley el Congreso no se pronuncia o no define la pelea departamental, quedaría como límite provisional el definido por el IGAC en su informe técnico.

Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, enfatizó que en Colombia, el Congreso de la República es la autoridad encargada de definir los límites dudosos y solucionar los conflictos limítrofes de las regiones territoriales, departamentos y distritos de diferentes departamentos, y que en este proceso el IGAC se encarga de adelantar la diligencia de deslinde, cuando se presentan dudas o desacuerdos sobre el significado de conceptos o términos técnicos de tipo geográfico, cartográfico o topográfico.

“En cabeza de la entidad no está definir un conflicto limítrofe, sino en adelantar los deslindes, es decir el conjunto de actividades técnicas que identifican, precisan, actualizan y georreferencian en terreno. A través de un mapa se representan cartográficamente los elementos descriptivos del límite, relacionados en los textos normativos o la falta de claridad y conformidad de estos con la realidad geográfica. La información del IGAC hace parte del estudio normativo, técnico, concepto e informe final de gestión, que son elaborados conjuntamente por las Comisiones Especiales de Seguimiento al Proceso de Descentralización y Ordenamiento Territorial del Senado de la República y la Cámara de Representantes”.

Historia del deslinde

Antioquia asegura que Belén de Bajirá pertenece al municipio de Mutatá, mientras que Chocó certifica que hace parte de Riosucio.

Este juego de roles ha causado que los más de 16 mil habitantes de este municipio ignoren su gentilicio departamental: chocoanos o antioqueños.

Para dar solución a esta confusión de identidad, a comienzos de 2015 el IGAC en desarrollo del proceso de deslindes contemplado en la ley 1447 visitó este corregimiento, para escuchar las razones y argumentos que tienen las gobernaciones de ambos departamentos, y empezar a recolectar pruebas de cada una de las partes.

Finalizada la visita, Chocó y Antioquia contaron con 3 meses para aportar todas las pruebas que sustenten sus argumentos.

Luego, el IGAC hizo uso de los seis meses establecidos por la ley para elaborar un informe técnico, y con base en ese insumo, logró redactar la propuesta sobre los límites de Belén de Bajirá, la cual ya está en manos del Congreso de la República.

Un año es el tiempo que tiene el Congreso para analizar, modificar, pedir aclaraciones o adoptar la propuesta del IGAC; si no logra tomar una decisión definitiva, quedaran como límites provisionales los definidos por el Instituto.

Resolver un conflicto limítrofe es un proceso dispendioso y de mucho detalle. Para cada límite, el tiempo previo antes de que pase a estudio de la Comisión de Ordenamiento Territorial es de nueve meses: tres meses para que las partes entreguen los argumentos que pretenden hacer valer y luego seis para que el IGAC proponga un trazado del límite que a su juicio se ajuste más a los textos normativos y en subsidio a la tradición. Luego, el Congreso de la República cuenta con un año para tomar una decisión; si no se pronuncia, el límite provisional será el que fue trazado por el IGAC

El Director del IGAC puntualizó que “ya sea por la decisión del Congreso de la República o por los límites provisionales establecidos por el IGAC, Belén de Bajirá pertenecerá a algún departamento, lo que le dará solución a una disputa que lleva más de 14 años”.