IGAC desarrolla metodología para identificación y monitoreo de zonas mineras a cielo abierto

EL BAGRE
  • Mediante la implementación de estos estudios, se podrá realizar monitoreos ambientales, establecer la afectación a los ecosistemas y determinar la deforestación a causa de la expansión de zonas mineras.
  • Además se facilitará la integración de datos generados a un sistema monitoreo de zonas mineras legales e ilegales, que permita identificar, monitorear y reportar las zonas de actividad minera, con el propósito que las entidades competentes tomen decisiones y acciones de tipo ambiental, sancionatorio, jurídico, legal, tributario, entre otros.
  • Permitirá determinar la legalidad de las zonas mineras detectadas, integrando información de títulos mineros y licencias ambientales.
  • Facilitará la construcción de datos confiables, oportunos y de carácter oficial de zonas mineras a cielo abierto a temas de catastro multipropósito, ordenamiento territorial y programas de postconflicto.

Bogotá, Diciembre 17 de 2015. Según el Censo Minero Departamental 2010 – 2011 realizado por el Ministerio de Minas y Energía, actualmente en Colombia el 63% de las unidades de producción minera en el país no poseen título minero, es decir se enmarcan en la ilegalidad, lo cual tiene consecuencias adversas en temas ambientales, jurídicos, legales, tributarios, orden público, ordenamiento territorial, etc.

Teniendo en cuenta este panorama, las autoridades ambientales y de control deben poseer herramientas técnicas y tecnológicas que les permitan identificar, monitorear, controlar y regular esta actividad.

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), ha diseñado y desarrollado una “Metodología para la identificación y monitoreo de zonas mineras a cielo abierto en Colombia, a partir de sensores remotos, para escalas entre 1:50.000 y 1:100.000”.

“Estos estudios ayudan a monitorear zonas de minería a cielo abierto, se puede saber exactamente la ubicación y tamaño de proyectos ilegales que están degradando el medio ambiente, que son determinantes en la pérdida total del suelo productivo, la contaminación de las aguas y el deterioro del bosque y el medio ambiente en zonas que son inaccesibles”, manifiesta Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC.

Este desarrollo metodológico, utiliza como insumo principal imágenes aéreas y satelitales de diferente periodos de tiempo, de alta y mediana resolución, integrando técnicas de índices espectrales, fusiones y análisis de imágenes orientado a objetos, que logra detectar y clasificar zonas mineras a cielo abierto.

La cual ha sido aplicada y validada en un sector del nororiente del departamento de Antioquia, correspondiente a secciones de los municipios de Caucasia, Zaragoza, El Bagre y Nechí, con una extensión de 150.000 hectáreas.

Se logró identificar que de las 150.000 hectáreas (ha), que comprenden dicha zona de estudio, 3.501 ha, correspondían a zonas mineras a cielo abierto, el porcentaje en el área de estudio se presenta el 50,8% en el municipio de Zaragoza, 34.8% en El Bagre, 13% en Caucasia y el restante 1,2% en el municipio de Nechí.

Zona de mineria en el municipio de Caucasia departatamento de Antioquia con proceso metodologico

Una Herramienta Clave, para las entidades competentes al tema minero.

La adaptación y aplicación de esta metodología por parte de los organismos ambientales y de control del orden nacional y regional competente al tema minero, permitirá la posibilidad de:

  • Generar estadísticas y reportes periódicos de zonas de explotación minera a cielo abierto y su dinámica o evolución en el tiempo para diferentes unidades geográficas (país, departamentos, municipios, regiones, zonas ambientales, etc.).
  • Realizar monitoreos ambientales, establecer la afectación a los ecosistemas y determinar la deforestación a causa de la expansión de zonas mineras.
  • Determinar la legalidad de las zonas mineras detectadas, integrando información de títulos mineros y licencias ambientales.
  • Integración de datos generados a un sistema monitoreo de zonas mineras, que permita identificar, monitorear y reportar las zonas de actividad minera, con el propósito de tomar medidas, decisiones y acciones de tipo ambiental, sancionatorio, jurídico, legal, tributario, entre otros.
  • Lograr dar respuesta y suministrar información confiable, oportuna y de carácter oficial a los requerimientos de entidades ambientales de regulación y control a nivel nacional.
  • Integrar datos confiables, oportunos y de carácter oficial de zonas mineras a cielo abierto a temas de catastro multipropósito, ordenamiento territorial y programas de postconflicto.

Esta metodología apunta a establecer convenios interinstitucionales con organismos ambientales y de control, competentes al tema minero, para la adaptación y ejecución de la metodología, con el propósito de generar y suministrar datos continuos, confiables, oportunos y de carácter oficial, sobre zonas mineras a cielo abierto que permitan la toma de decisiones y acciones en ordenación del territorio, proyectos de postconflicto, temas ambientales, fiscales,  jurídicos, penales, sancionatorios, tributarios entre otros.