Estudio de suelos del Distrito de Drenaje de Sibundoy está en su recta final

SIMUNDOY

A mediados de este año, las comunidades indígenas y campesinas de esta zona del país conocerán los resultados de este estudio, el cual revelará la capacidad y uso de las tierras, la geomorfología y el tipo de cultivo más adecuado para los suelos.

Bogotá, Marzo 7 de 2016. Hasta el 11  de marzo, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi realizará los últimos muestreos de suelo en el Distrito de Drenaje del Valle del Sibundoy, que abarca los municipios de Colón, San Francisco, Santiago y Sibundoy.

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, con los resultados obtenidos en esta fase de campo, el estudio semidetallado de suelos a escala 1:25.000 en las 9.500 hectáreas del Distrito de Drenaje, entra en su etapa final.

“Luego del proceso de interpretación y análisis de la información recolectada en campo, estimamos que a más tardar en junio de este año, los campesinos, indígenas y autoridades  podrán conocer al detalle todos los resultados de este levantamiento de suelos, insumos que a su revelarán el uso más adecuado que le deben dar a los predios y hasta el cultivo más apropiado”.

Además, este estudio de suelos, fruto de un convenio entre el IGAC y el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), incluye el análisis de la cobertura vegetal, la geomorfología y la capacidad de uso y vocación de las tierras.

“La información contenida en un estudio de suelos se convierte en la principal hoja de ruta para la toma de decisiones en aspectos como el ordenamiento territorial y productivo, el desarrollo sostenible, la gestión del riesgo y la adaptación al calentamiento global. Además, al conocer de ante mano el tipo de cultivo que se podría adelantar, se beneficiarían tanto los recursos naturales como los ingresos y la calidad de vida de sus habitantes”, puntualizó Nieto Escalante.

 

El Valle del Sibundoy está conformado por 44.100 hectáreas de zonas de ladera y montaña y 8.500 hectáreas de zonas planas (donde está el Distrito de Drenaje), y  hace parte de la cuenca hidrográfica del río Putumayo.

 

Allí habitan las comunidades indígenas Kamentsá (Kamsá) e Inga, además de más de 3.500 familias campesinas que hacen uso del suelo para cultivos de fríjol, frutales y ganadería.

 

Aún sobreviven algunas prácticas ancestrales como el Chagra, un sistema de producción que les permite generar un autoconsumo a través de policultivos, y realizar un trabajo cultural y artesanal.