Ganadería y toda clase de cultivos han acabado con el 5,3 por ciento de los suelos del Guaviare

Guaviare-suelos

Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), prendió las alarmas en este departamento del la Amazonia por el mal uso del suelo. “Es hora de potenciar acciones como la extracción de productos no maderables del bosque, servicios ambientales como la captación de gases, y el ecoturismo”.

IGAC, marzo 4/2016.- El crecimiento de las actividades agropecuarias sin ningún tipo de control es el principal causante de que aproximadamente 305 mil hectáreas del departamento del Guaviare cuenten con suelos deteriorados (que cubren cerca del 5,3 por ciento de todo el departamento).

Según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, esto indica que los tupidos y húmedos bosques que embellecían al 5 por ciento del Guaviare, desaparecieron para darle cabida a cultivos como caucho, maíz, plátano y piña, o para la cría excesiva de ganado bovino.

Guaviare-suelos2“Se deben tomar medidas urgentes para evitar que la deforestación continúe arrasando con unos de los tesoros más importantes en la Amazonia colombiana y así respetar la vocación de sus suelos. Tan solo el 7,62 por ciento cuenta con suelos aptos para actividades agroforestales y agrícolas, y no tienen la capacidad para aguantar el pisoteo del ganado. Sin embargo, estas zonas no son aprovechadas y se hace uso de los territorios exclusivos para la conservación ambiental, poniendo así en jaque la biodiversidad y dándole cabida a la deforestación”, dijo Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, en el lanzamiento del Estudio de Suelos y Zonificación de Tierras del Guaviare, realizado hoy en San José del Guaviare.

El Director General del IGAC enfatizó que “esto no quiere decir que los habitantes del Guaviare no puedan sacarle algún provecho a sus tierras. Las autoridades deben potenciar acciones como la extracción de productos no maderables del bosque (como fibras, frutos, semillas y látex); los servicios ambientales como captación de gases y protección del recurso hídrico y la flora y la fauna asociada; y el ecoturismo”.

Nieto Escalante recordó que por años Guaviare ha sido blanco fácil de la mano del hombre, “primero con la explotación de caucho, las expectativas ganaderas y los cultivos ilícitos de los grupos armados. Al sobrevolar el departamento se aprecian extensos parches en sus selvas, que fueron víctimas del ganado, la agricultura o por quemas para erradicar los ilícitos; estos terrenos, así sean restaurados, podrían durar cientos de años en recuperarse. Es el momento de ordenar el territorio en torno al desarrollo sostenible”.

Los suelos afectados por municipios

Del total de suelos afectados, el 4,3 por ciento padece de sobreutilización (exceso de ganado y cultivos), es decir 249 mil hectáreas; entre tanto, el 1 por ciento restante está subutilizado (56 mil hectáreas).

De los 4 municipios con los que cuenta el departamento, el más afectado por la sobreutilización son San José del Guaviare (99.862 hectáreas – 6 por ciento de su área total) y El Retorno (80 mil hectáreas – 6 por ciento de su área).

San José repite como el más afectado por la subutilización, con 52.283 hectáreas (3,2 por ciento de su extensión).

El parte bueno del informe del IGAC es que en el 94,4 por ciento se hace un uso adecuado del suelo, “aunque no podemos confiarnos y debemos proteger a como dé lugar este territorio verde. Este es un momento crucial para el Guaviare, ya que tiene su hoja de ruta que es el estudio de suelos, contará con un catastro actualizado, se actualizarán sus Planes de Ordenamiento Territorial, y Plan de Desarrollo debe girar en torno al uso adecuado de los suelos”, puntualizó Nieto Escalante.