Geografía nariñense al “desnudo”: IGAC lanzó publicación clave para ordenar este departamento

Libro-Narinio
  • Según Juan Antonio Nieto Escalante, director general del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), “Nariño, características geográficas” se convierte en una guía fundamental para la planificación, organización y desarrollo de este departamento, y proporciona bases significativas para el aprovechamiento, conser­vación y desarrollo sostenible de los recursos naturales nariñenses”.
  • Este año, otros tres estudios geográficos elaborados por el IGAC verán la luz pública: Norte de Santander, Bolívar y Tolima.

 

Desde 2012, geógrafos, economistas, ingenieros geógrafos y catastrales del Instituto Geográfico Agustín Codazzi se dieron a la tarea de recopilar datos biofísicos, demográficos, económicos, sociales y culturales del departamento de Nariño con miras a facilitar el ordenamiento territorial y la planificación de este territorio.

 

Luego de más de tres años de investigación, hoy martes 19 de mayo en la ciudad de Pasto, el director general del IGAC Juan Antonio Nieto Escalante hizo la entrega oficial de la obra “Nariño, características geográficas”, una publicación que ilustra características como geología, geomorfología, suelos, clima, hidrografía, uso y cobertura de las tierras, procesos de poblamiento, indicadores de desarrollo social, sectores productivos, panorama ambiental, tenencia de la tierra e infraestructura.

 

Al lanzamiento asistieron los Secretarios de Planeación, Gobierno y Educación de la ciudad de Pasto, el director territorial de Nariño del IGAC Edgar Mora, y más de 140 personas de la academia, ambientalistas y la comunidad nariñense.

 

“Este diagnóstico cuenta con la suficiente información para que las autoridades municipales y departamentales tengan una visión sobre la realidad territorial. Además, se convierte en una guía fundamental para la planificación, organización y desarrollo, ya que proporciona bases para el aprovechamiento, conser­vación y desarrollo sostenible de los recursos naturales”, manifestó Nieto Escalante.

 

Además, el director general del IGAC recalcó que este insumo compuesto por seis capítulos será de gran utilidad para la educación básica y la formación profesional de la población, “para el conocimiento del territorio, para la planificación y el reordenamiento territorial y como un aporte a la identidad territorial”.

 

Las 470 páginas que conforman este estudio cuentan con información completa del departamento y sus 64 municipios, representada en 62 mapas temáticos, 31 cuadros de información, 24 tablas de datos, 24 ilustraciones, 8 figuras y un análisis textual complementado con fotografías.

 

“Es de interés del IGAC que esta obra de carácter técnico y científico llegue a todos y cada uno de los centros educativos, universidades y bibliotecas para la educación y formación de la población, ya que “será de extrema utilidad en los procesos de planificación y toma de decisiones en los distintos niveles de gobierno”.

 

Tres departamentos contarán con este tipo de estudio este año

 

El director del IGAC informó que este año tiene el propósito de hacer la entrega oficial de los estudios geográficos de Norte de Santander, Bolívar y Tolima, las cuales se encuentran en la fase de edición final.

 

“Empezaremos por el de Norte de Santander, en donde además el Instituto trabaja en la culminación del mapa turístico de la ciudad de Cúcuta, que verá la luz pública a finales de este mes”.

 

Entre 2015 y 2018, la entidad empezará a levantar información geográfica de otros departamentos, como Córdoba, Santander, Putumayo y el Valle del Cauca.

 

En el último año, el IGAC ha hecho entrega de otras publicaciones como el Diccionario Geográfico, la Geografía de la población de Colombia, la Colección de los Nombres Geográficos de Colombia, los nombres de los municipios en la región Cundiboyacense y la región Santandereana.

 

Nariño, territorio verde, volcánico y étnico

 

Según esta investigación del IGAC, Nariño es un territorio ambientalmente vulnerable, ya que alberga ríos como el Mira, San Juan de Micay, Putumayo y Napo, las meso cuencas del Patía (que a su vez cuentan con al menos 17 cuencas principales), y 57 áreas protegidas como parques naturales, santuarios de flora y fauna, parques regionales y reservas naturales.

 

Además, Nariño cuenta con un conjunto de estructuras volcánicas, tales como el Galeras y Morasurco en el Macizo Colombiano; Azufral, Cumbal y Chiles (en la Cordillera Occidental); y el complejo del Guamues.

 

En cuanto a su población, el departamento de Nariño fue conformado por comunidades Inca como Pastos y Quillancigas en los Andes y Tuma, Iscuandes y Guapios en el litoral Pacífico, y otros grupos como Sindaguas y Patías. Posteriormente fue colonizado por los españoles y poblado por comunidades de afrocolombiano.

 

Perteneció a la provincia del Cauca, y se ha caracterizado por mantener relaciones cercanas con Ecuador desde la época de la Nueva Granada en 1800.

 

Es un departamento con gran variedad de climas, relieve, suelos y minerales. Tiene un relieve con condiciones abruptas, con alturas entre que van desde los cero metros sobre el nivel del mar en la Costa Pacífica hasta los 4.764 en el volcán Cumbal.

 

Tiene una extensión de 33.268 metros cuadrados y está dividido en 64 municipios. Cerca de 1,5 millones de personas habitan en Nariño, de los cuales  el 45,7 por ciento habita en la zona urbana, y el 54,3 por ciento en la rural; el 47 por ciento de la población se concentra en Pasto, Tumaco e Ipiales.

 

El 71.6 por ciento de la población es mestiza, el 18 por ciento afrocolombiana y el 10,4 por ciento indígena.

 

“Nariño no solo posee una gran diversidad y riqueza en relieve, paisajes, recursos naturales o climas, sino una valiosa diversidad étnica y cultural, la cual se ve reflejada en su historia, costumbres y organización territorial”, puntualizó Nieto Escalante.