Humedal Los Colores en Neiva está al borde de la extinción por la “jungla de cemento”

LOS COLORES

Un estudio multitemporal del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) reveló que entre 1993 y 2014, el área de este ecosistema se redujo en un 74,6%.

Los conjuntos residenciales y las manzanas urbanizadas construidas en terrenos del humedal Los Colores, ubicado en el oriente de la ciudad de Neiva (Huila), lo tienen al borde de la extinción.

 

Entre 1993 y 2014, este ecosistema opita perdió el 74,6% de su área debido al insaciable “boom” constructivo. Los Colores pasó de tener una extensión de 21,9 hectáreas, donde habitaban aves, anfibios y mamíferos, a mínimas 5,7 hectáreas en tan solo 21 años

 

Así lo reveló un estudio multitemporal de zonificación ecológica de los terrenos al oriente de Neiva realizado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, que evalúo un total de 20.000 hectáreas distribuidas en la cuenca del río Ceibas y el afectado humedal Los Colores.

 

El IGAC, que fue contratado por la Universidad Sur Colombiana de Neiva para que interpretara la transformación en el tiempo del humedal, usó fotografías aéreas e imágenes satelitales en tres periodos temporales: 1993, 2003 y 2014.

 

Las imágenes de 1993 muestran un ecosistema de 21,9 hectáreas sin muchos predios alrededor. 10 años después, en 2003, los proyectos urbanísticos y los fenómenos climáticos empezaron a perjudicar a Los Colores, logrando que se perdiera el 30,7% de su área; en total se redujo a 15,2 hectáreas.

 

En 2014, el impacto ya parece irrecuperable, ya que de su área original solo 5,57 hectáreas sobrevivieron a los conjuntos residenciales, a la mole de cemento y a la indiscriminada mano del hombre; es decir que su extensión se minimizó en un 74,67%.

 

“El paso del tiempo en el humedal Los Colores ha sido implacable. La construcción y la ausencia de control por parte de las autoridades encargadas de velar por el medio ambiente, fueron oscureciendo y palideciendo su brillo paisajístico, de tal forma que hoy se encuentra en un estado de coma, del cual podría no despertarse si no se toman medidas urgentes”, manifestó Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC.

 

Los catastróficos resultados fueron revelados por el IGAC el pasado 3 de mayo en la Mesa técnica de uso del suelo laguna Los Colores, a la cual asistió el Alcalde de Neiva, Rodrigo Armando Lara.

 

Sin embargo, hay una leve esperanza de que Los Colores pueda seguir pintando el paisaje de Neiva. En una visita realizada por el IGAC y el Alcalde de Neiva al reducido humedal, éste dio señales de vida.

 

“Tras un duro año de sequía por cuenta del Fenómeno del Niño, Los Colores estaba sin una gota de agua. Pero con la llegada de las lluvias, el recurso hídrico volvió a acumularse, a tal punto que ya se observan encharcamientos en la superficie y una recuperación de la vegetación propia de estos ecosistemas”, apuntó Nieto Escalante.

 

El Director recalcó que el IGAC, a través del su rol como la autoridad geográfica de Colombia, le brinda información a las demás entidades para que tomen las medidas que consideren pertinentes. “En este caso es evidente el crimen ambiental en contra del humedal. Las autoridades ambientales deben actuar inmediatamente para que eviten que en menos de cinco años, este cuerpo solo viva en el imaginario de los opitas”.

 

Flora y fauna en veremos

 

En el año 2000, la Universidad Sur Colombiana de Neiva empezó a realizar monitoreos en Los Colores para establecer su importancia ecosistémica, y para conocer con certeza si contaba con flora y fauna silvestre.

 

El estudio, que fue publicado en 2014, evidenció la presencia de 46 especies de aves (de las cuales 13 son propias de humedales y 8 migratorias), 8 especies de anfibios, una de reptiles y 2 de murciélagos.

 

Entre las especies de aves encontradas, 6 son migratorias y de humedales, lo que significa que Los Colores está interrelacionado con otros ecosistemas de humedales.

 

En cuanto a flora, se identificaron 111 especies florísticas (agrupadas en 78 géneros y 37 familias) y 38 especies de ejemplares herbarias, que engalanan y visten con inmensidad de colores el verde de este ecosistema.

 

El estado de coma por años

 

  1. 1993: el humedal tenía un área de 21,99 hectáreas, con pocos predios a su alrededor (gráfica 1).

 

imagen 1

Grafica 1: Foto IGAC Humedal Los Colores Año 1993

 

2003: los fenómenos climáticos y proyectos urbanísticos en sus zonas aledañas, causaron que el humedal perdiera el 30,78% de su área, pasando a un área de 15,22 hectáreas. Los predios empiezan a rondar e invadir a Los Colores (gráfica 2).

imagen2

Grafica 2: Foto IGAC Humedal Los Colores Año 2003

 

2014: Los Colores perdió un 74,67% de su terreno y fue invadido casi en su totalidad por conjuntos residenciales y manzanas urbanizadas; su área se redujo a 5,57 hectáreas (gráfica 3).

imagen 3

Grafica 3: Foto IGAC Humedal Los Colores Año2014