IGAC le entrega al Putumayo su “carta de navegación” para que ordene su territorio

nari001

Se trata del estudio general de suelos a escala 1:100.000, un insumo que le permitirá a alcaldes, gobernadores y autoridades ambientales tomar decisiones de fondo para conservar los recursos naturales e impulsar la producción agropecuaria de una manera sostenible.

 

Juan Antonio Nieto Escalante, director general del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), le hizo entrega al departamento del Putumayo del estudio de suelos y zonificación de tierras, un documento que plasma un panorama general del uso y la vocación de esta zona de la Amazonia colombiana.

 

Según Nieto Escalante, este estudio será la carta de navegación para poder empezar a ordenar el departamento del Putumayo, y “permitirá trazar un nuevo horizonte para preservar los recursos naturales e incentivar las zonas para tierras productivas de una manera sostenible. Además es un derrotero más certero en ordenamiento territorial”.

 

Esta publicación, que describe el medio biofísico, la descripción de los suelos y la capacidad de uso de tierras del departamento, le fue entregada a la Gobernación del Putumayo y la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia (Corpoamazonia), ante más de 100 putumayenses que participaron en el evento.

 

“Este estudio es el aporte que hace el IGAC al desarrollo de este importante departamento de Colombia, uno de los más ricos en bosques, selvas, páramos y cuerpos de agua. Esperamos que las autoridades y sus gobernantes utilicen este insumo de una buena forma para trazar un horizonte más asertivo, dejando atrás la improvisación en el manejo de los suelos y las tierras del país”, apuntó Nieto Escalante.

 

El director del IGAC fue enfático en afirmar que el reordenamiento del territorio y la transformación del país no se podrán llevar a cabo si no se conocen cada uno de los territorios del país.

 

“Es de suma importancia que identifiquen las zonas productivas, la vocación de las tierras, las áreas destinadas a la conservación ambiental y las tierras productivas, aspectos que están consignados en los estudios del IGAC. Si no conocemos nuestro territorio, donde estamos parados, no podremos rediseñar un nuevo país”.

 

Por su parte, el Subdirector de Agrología del IGAC informó que Putumayo es uno de los territorios privilegiados en recursos naturales en el país, ya que de las más de 2,4 millones de hectáreas que lo conforman, el 60,5 por ciento son áreas de conservación y protección ambiental, es decir páramos, bosques, selvas, cuerpos de agua y humedales”.

 

Esta gran marcha verde abarca tres Parques Naturales: La Playa, Plantas Medicinales Orinto Ingi Ande y la Serranía de los Churumbelos; la Reserva Forestal Río Mocoa; y varias zonas de bosques de galería, pantanos, lagunas, depresiones y quebradas.

 

“Sin embargo, esto no quiere decir que en los suelos del Putumayo son intocables. En estas zonas se pueden impulsar estrategias como el ecoturismo y otras tecnologías limpias que impulsen el desarrollo del departamento, o el pago por servicios ambientales en zonas de páramos y reservas ambientales”.

 

De acuerdo al estudio de suelos del Putumayo, tan solo en el 14,7 por ciento del departamento se hace un uso forestal, agroforestal, agrícola y ganadera, razón por la cual solo el 10 por ciento de este territorio padece de conflictos de uso del suelo, como sobreutilización o subutilización.

 

El municipio de Puerto Leguízamo es uno de los más afectados por la sobreutilización en sus zonas bajas, debido a la explotación de madera y tala indiscriminada

 

Sibundoi es uno de los más subutilizados en el departamento, es decir que cuenta con terrenos para alguna actividad agropecuaria pero no se aprovecha su potencial.

 

Las zonas ganaderas del Putumayo ocupan el 1,2 por ciento (30 mil hectáreas), en municipios como Sibundoy, Mocoa, Villagarzón, Puerto Caicedo, Puerto Asís, Puerto Guzmán, San Miguel, La Hormiga y Orito.

 

Entre tanto, las zonas agrícolas solo abarcan el 0,6 por ciento del suelo putumayense, con cultivos como maíz, papa, arveja, habichuela, rábano, tomate, lulo, mora, curuba, cacao, chontaduro y palma de aceite.