IGAC participó en el segundo taller megadatos y agricultura de precisión en Villavicencio

IMG-20150827-WA0003

La entidad presentó el estudio de suelos ultradetallado a escala 1.2.500 realizado en el Centro Agropecuario Marengo, el primero en el país con ese nivel de detalle.

IGAC, agosto 27/2015.– Más de 50 expertos nacionales e internacionales se dieron cita en la ciudad de Villavicencio para participar en el segundo taller de megadatos organizado por la Red Internacional de Investigación en Agricultura de Precisión y la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica).

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) participó con una ponencia sobre el levantamiento agrológico a escala 1:2.500 realizado en el Centro Agropecuario Marengo de la Universidad Nacional, ubicado en el municipio de Mosquera (Cundinamarca).

Adriana Bolívar, funcionaria de la Subdirección de Agrología y coautora de este estudio, fue la encargada de exponer el paso a paso de este importante insumo para el ordenamiento territorial y para el conocimiento científico y académico.

“Marengo es el único predio en todo el país que cuenta con un estudio ultradetallado de suelos realizado por el IGAC, lo cual permite tomar decisiones de fondo para el ordenamiento productivo tanto de la finca como del departamento de Cundinamarca. Cuenta con una extensión de 95 hectáreas y 17 lotes, dedicados a las actividades pecuarias y agrícolas. El estudio evidenció que el Centro Agropecuario tiene un gran potencial para desarrollar cultivos de papa, cebolla cabezona, maíz y avena”, apuntó Bolívar.

La funcionaria manifestó que el Instituto Geográfico Agustín Codazzi va mucho más allá del tema catastral, ya que “cada vez más aumentan los municipios interesados en realizar estudios de suelos para ordenar su territorio y actualizar sus Planes de Ordenamiento Territorial. A la fecha, el IGAC cuenta con estudios generales de suelos a escala 1:100.000 el 100 por ciento del país, mientras que los semidetallados y detallados abarcan el 10 por ciento. Una de nuestras metas es generar estudios a mejor escala en las principales zonas productivas de Colombia”.

En los próximos años, varios predios podrían contar con estudios ultradetallados, al igual que Marengo. “Un predio de Corpoica en Mosquera, uno de la Universidad Pedagógica Tecnológica de Colombia en Tunja y uno en Armero Tolima, serían los próximos sitios en contar con un estudio de suelos con este nivel de detalles”, aseguró Bolívar.

Además del IGAC, en el segundo taller de megadatos participaron expertos de países como Estados Unidos, Brasil, Argentina y Uruguay, y de entidades colombianas como la Universidad Nacional de Colombia, Cenicaña, Fedearroz, el SENA y la Universidad del Magdalena.

Marengo al detalle

Desde 2012, el IGAC y la facultad de ciencias agrarias de la Universidad Nacional, se dieron a la tarea de evaluar y estudiar minuciosamente los suelos del Centro Agropecuario Marengo, predio que hace parte del corredor tecnológico del municipio de Mosquera, en donde se desarrollan tareas de investigación científica y técnica.

Luego de más de dos años de estudios, el 5 de diciembre el director general del IGAC Juan Antonio Nieto Escalante le hizo entrega a la Universidad Nacional de este estudio semidetallado a una escala 1:2.500, lo que lo convirtió en el primero en el país con un nivel de detalle tan específico.

El estudio presenta la distribución de los suelos de Marengo, identificando en cada lote las relaciones de las clases de suelos delimitados y caracterizados científicamente. Describe sencillamente el origen de los suelos, geoformas, condiciones climáticas, génesis y distribución del paisaje.

De las 95,4 hectáreas de Marengo, el IGAC mapeó las zonas donde se desarrollan actividades agrícolas y de producción, que abracan 79,5 hectáreas; las restantes son áreas construidas y pantanosas.

El IGAC definió 17 tipos de utilización de la tierra, en donde predominan los cultivos de avena forrajera, papa, cebolla cabezona, maíz y quinua, además del kikuyo y pastos raigrás.

Las principales limitaciones en Marengo son la disponibilidad de oxígeno en el suelo, penetrabilidad de raíces, altos contenidos de sales y sodio, y la compactación.

Este predio cuenta con resistencia a la penetración, salinidad, sodicidad y drenaje. Los materiales parentales de los suelos son en su mayoría depósitos aluviales finos o medios; en algunos sectores están sobre cenizas volcánicas.

En cuanto al uso de la tierra, la actividad  albera en su mayoría cultivos de arveja, quinua, apio y ajo, mientras que en la pecuaria predomina el ganado ovino y vacuno y los cultivos de pastos.

El clima ambiental es frío seco, con una temperatura promedio anual de 12,7 °C. La precipitación promedio por año es de 1.124 mm; sin embargo, se han registrado incrementos en precipitación en los últimos 6 años, siendo el 2011 el de mayor valor (2.260 mm)