IGAC participó en jornada de socialización con el Consejo Comunitario de Caño de Oro para la titulación colectiva en más de 180 predios en Tierrabomba

IMG_7619

 

  • La Asamblea General del Consejo Comunitario de la comunidad negra de Caño de Oro conoció el paso a paso y los beneficios del proceso de titulación que se realizará en más de 86 hectáreas del predio El Lazareto. La Agencia Nacional de Tierras (ANT) liderará esta actividad.
  • Además del apoyo en todas las fases del proceso, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) se encargará de la asignación de las referencias catastrales de los folios que se generen.

 

Cartagena, Bolívar, marzo 8 de 2017. Varios habitantes de Caño de Oro, una de las cuatro localidades que hacen parte de las más de 198 mil hectáreas de la isla de Tierrabomba en Cartagena, dejarán a un lado la ocupación ilegal y cumplirán su sueño de ser propietarios de sus tierras.

El pasado 27 de febrero, el Gobierno Nacional, en cabeza de la Agencia Nacional de Tierras y el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, emitió el auto de aceptación del proceso de titulación colectiva en aproximadamente 180 predios ubicados en 86 hectáreas del predio denominado como El Lazareto, en donde habitan comunidades negras.

Hoy, en horas de la mañana, se concretó el segundo paso dentro de este proceso de titulación: una jornada de socialización con la Asamblea General del Consejo Comunitario de Caño de Oro, en la cual funcionarios de varias entidades informaron las diferentes actividades que se llevarán a cabo dentro de este proceso, además de las ventajas y beneficios que representa con una titulación colectiva.

La Agencia Nacional de Tierras se encargará de emitir la resolución que ordena la visita técnica a los predios a titular; trabajo que estará en cabeza de su equipo topográfico, jurídico, agronómico y legal, y el cual iniciará a mediados de este mes.

Culminado el informe técnico de la visita, la ANT, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, proyectarán la resolución de titulación colectiva en Caño de Oro, la cual será firmada por el Director de la Agencia.

Luego de la notificación del acto administrativo y de su envío a la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos, el IGAC se encargará de asignar la referencia catastral de los folios de matrícula que se generen, el último paso para esta titulación colectiva.

Las entidades aseguraron que si no se presentan percances, se espera que el proceso de titulación culmine en aproximadamente seis meses.

IMG_7621

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, con este proceso se garantizará la permanencia de los habitantes de Caño de Oro en el territorio y permitirá que se preserven los saberes de los pueblos ancestrales de la comunidad, y que los jóvenes puedan acceder a beneficios como créditos para estudios académicos. Conservar los territorios es uno de los grandes retos y prioridades del Gobierno Nacional en el Proceso de Paz”, complementó Nieto Escalante.

El Director del IGAC manifestó que con esta titulación colectiva, estos predios no pueden ser vendidos individualmente, ya que quedarán a nombre del Consejo Comunitario de Caño de Oro.

Por su parte, la Directora Territorial del IGAC en Bolívar, Lucía Cordero Salgado, apuntó que este ejercicio solo será posible con la participación activa de la comunidad y de todas las partes interesadas. “La única manera de conseguir la paz es dialogando. Esta titulación necesita de la colaboración de todos, y de que continúen las relaciones de buenos vecinos con la Armada Nacional”.

La comunidad negra de Caño de Oro le dio un sí rotundo a la titulación colectiva. Sus habitantes le hicieron saber al Gobierno que contará con todo su apoyo para cumplir a cabalidad con este proceso, y pidieron que sea un trabajo mancomunado entre el Estado y la población.

“La titulación colectiva es lo máximo que le puede pasar a una comunidad negra. Debemos recibir esta noticia con todo el amor y el fervor, ya que tendremos el título de propiedad por el resto de nuestra existencia, para toda la vida. Los hijos de los hijos de nuestros hijos tendrán todo el derecho a estar acá”, mencionó emocionado Benjamín Luna, médico de la localidad de Caño de Oro.

La jornada de socialización también contó con la presencia de entidades como la Alcaldía de Cartagena, la Personería Distrital, la Procuraduría Ambiental y Agraria de Bolívar, la Defensoría del Pueblo Regional de Bolívar, la Procuraduría Delegada para Asuntos Étnicos y la Dirección de Comunidades Negras del Ministerio del Interior.

A cuidar el manglar

La titulación en Caño de Oro no había sido posible por falta de conciliación entre la Armada Nacional y la comunidad negra de la zona, ya que ambas partes por las hectáreas del predio El Lazareto.

Resuelto el problema de clarificación desde el punto de vista de la propiedad de la tierra, se estableció que de las 176 hectáreas de El Lazareto, 86 serían para la comunidad negra de Caño de Oro, 58 hectáreas para la Armada y 31 hectáreas quedarían sin dueño, ya que son áreas de manglar.

“Los manglares son bienes de uso público, que no se pueden adjudicar o titular. Por esta razón, tanto las comunidades como la Armada deberán cuidar los ecosistemas, sin realizar ningún tipo de actividad”, puntualizó el Director del IGAC.