IGAC recibe premio de la Fundación Alejandro Ángel Escobar por “Suelos y Tierras de Colombia”

img-20161005-wa0175

La obra se impuso en la categoría de medio ambiente y desarrollo sostenible. Con este galardón, la entidad suma dos “trofeos” otorgados por esta Fundación.

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) ganó uno de los galardones científicos más importantes del país: el Premio Nacional de Ciencia y Solidaridad de la Fundación Alejandro Ángel Escobar.

En esta ocasión, “Suelos y Tierras de Colombia”, la cual condensa los principales resultados obtenidos en más de siete décadas que lleva el IGAC estudiando y analizando los suelos del país, fue seleccionada por el jurado de la Fundación como la mejor obra sobre medio ambiente y desarrollo sostenible en este 2016.

Esta publicación, que fue lanzada oficialmente en el mes de agosto y la cual contó con la participación de 18 expertos en el análisis de los suelos, diseñadores, fotógrafos y servidores públicos de la Subdirección de Agrología del IGAC, compitió con otros 20 trabajos medioambientales por la “presea dorada”.

Dimas Malagón, una eminencia en el tema de suelos y tierras en Colombia y coordinador de la obra, fue el encargado de recibir el premio. En la ceremonia de premiación estuvo acompañado por el Director General del IGAC Juan Antonio Nieto Escalante, el Subdirector de Agrología Germán Darío Álvarez y todo el equipo encargado de darle vida a esta obra.

Con “Suelos y Tierras de Colombia”, el IGAC suma ahora dos premios de la Fundación Alejandro Ángel Escobar. El primer galardón de la entidad le fue otorgado en 1955 con los “Estudios de los suelos del Distrito de irrigación del río Coello”.

“Colombia es un país privilegiado en cuanto a la gran diversidad de sus suelos, ya que en su territorio se pueden adelantar diversas actividades como las agrícolas, pecuarias, forestales y de conservación ambiental. A pesar de esta gran ventaja, en la realidad padece de serios conflictos por el inadecuado uso que se la ha dado a este recurso natural. Con esta obra, las autoridades tiene la oportunidad de elaborar una hoja de ruta clave para la planificación ambiental y productiva del país”, dijo Malagón al recibir el premio.

Por su parte, Nieto Escalante recalcó que esta publicación ve la luz pública en uno de los momentos más importante de Colombia en los últimos años: el Acuerdo de Paz entre el Gobierno Nacional y las FARC. “En el posconflicto con el que muchos anhelamos, el IGAC desempeñará un rol fundamental en varios temas contemplados en el punto uno del Acuerdo de Paz, como el acceso a la tierra, el catastro multipropósito, la zonificación ambiental y los planes para la seguridad alimentaria; aspectos que de alguna manera se basarán en todos los datos obtenidos por la entidad y que están condensados en esta publicación”.

El Director del IGAC  indicó que recibir el galardón no solo ratifica el sello de calidad que tienen los estudios e insumos del IGAC, sino que es un reconocimiento a todas las personas que han dedicado parte de sus vidas a analizar un recurso natural que ha vivido en el olvido, pero que es el encargado de brindarnos alimento y sustento.

“La gran transformación de la estructura productiva de Colombia girará en torno a la vocación de los suelos, el aprovechamiento sostenible de los recursos y el impulso de las actividades agropecuarias controladas, temas que están claramente detallados en esta publicación. El rescate del campo se va a construir en torno al suelo, el cual dejará de ser la cenicienta de los recursos naturales y se convertirá en el protagonista de la profunda reforma de la ocupación del territorio”.

Además de “Suelos y Tierras de Colombia”, la Fundación Alejandro Ángel Escobar premió a Andrés Alejandro Plazas en la modalidad de ciencias exactas, físicas y naturales, por la publicación “Entendimientos de errores sistemáticos para permitir el uso de lentes gravitacionales”; al investigador Sergio Andrés Mejía en la categoría de ciencias sociales por la investigación “Los mapas de Vicente Talledo y Rivera entre Europa y el Nuevo Reino de Granada”; y a la Fundación Soydoy y al proyecto UTOPÍA de Yopal en la modalidad de solidaridad.

La obra IGAC

La galardonada publicación del IGAC consta de dos tomos, cinco capítulos y  30 secciones temáticas, la cual inicia con los antecedentes y la prospectiva de la Subdirección de Agrología, la cual lleva 75 años continuos de actividades investigativas sobre el reconocimiento de suelos.

El segundo capítulo describe el medio biofísico y su relación con los suelos y tierras, a través de las regiones fisiográficas, descripción e interpretación de las geoformas, depósitos superficiales y materiales y efectos dinámicos del clima y los organismos.

Luego prosigue con el origen, evolución, la expresión geográfica (mapa y leyenda de suelos) y los informes de los levantamientos de suelos y la zonificación ambiental de tierras.

El capítulo cuatro está integrado por las características y propiedades físicas, químicas, mineralógicas, micromorfológicas y biológicas de los suelos más representativos del país.

El plato fuerte está en el capítulo cinco, que aborda los principales datos de capacidad y vocación de suelo, conflictos de uso, zonificación agrológica, coberturas vegetales y áreas homogéneas de tierras, los cuales revelan la degradación a la que ha sido sometido este recurso natural por la mano indiscriminada del hombre.

“Suelos y Tierras de Colombia” culmina con el estado actual de las tierras y suelos del territorio nacional, y las acciones que juegan en contra del desarrollo sostenible del recurso, como la deforestación y erosión.