IGAC será pieza clave en reformulación del POT de Florencia

Según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), con el uso de las áreas homogéneas de tierras elaboradas por la entidad a lo largo y ancho del país, la capital del Caquetá podrá determinar el mejor uso y vocación de los suelos de la región a través de la actualización de su POT.

Actualmente, la Alcaldía de Florencia y la Corporación Ozono se encuentran en la etapa de diagnóstico para la reformulación del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de la capital del Caquetá, el cual no es actualizado desde el año 2000 y ya cumplió su periodo.

Para conocer la verdadera vocación de los suelos de Florencia y establecer cuál es el uso más adecuado que le deben dar sus habitantes, la Alcaldía se reunió con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi con miras a firmar un convenio que permita apoyar al nuevo POT de la ciudad.

Según el IGAC, a la fecha el departamento del Caquetá cuenta con estudios generales de suelos a escala 1:100.000, lo cual no permite establecer el uso y las actividades más adecuadas para la región a un nivel más detallado.

Por tal razón, el IGAC recomienda analizar el estudio de áreas homogéneas de tierras adelantado para la ciudad de Florencia, que consiste en un análisis de las características y cualidades similares, tales como el clima, el relieve, los depósitos superficiales y los suelos, características que luego de ser interpretadas, determinan qué actividades se pueden implementar.

Por ejemplo, si un área homogénea cuenta con un suelo con calificación 13, es decir la menos productiva según la metodología de áreas homogéneas con fines catastrales, cuyas características pueden ser alta pendiente, presencia de pedegrosidad, poca profundidad, salinidad, etc., el IGAC determina que no es un terreno apto para desarrollar la siembra de ningún tipo de producto.

“El país ha iniciado la actualización de sus instrumentos de planeación municipal. La reformulación del POT de Florencia es una necesidad urgente para la ciudad y el departamento del Caquetá y ante la carencia de un estudio detallado de suelos, hemos asesorado al municipio para que con base en la información general edafológica y apoyado en el estudio de las áreas homogéneas de tierras del municipio, adelanten el modelo de actualización de uso recomendados y la identificación de las áreas de importancia ambiental”, apuntó Juan Antonio Nieto Escalante, director general del IGAC.

En el primer trimestre de este año, el IGAC realizará una exposición más específica sobre el ABC de las áreas homogéneas de tierras a la Alcaldía de Florencia y al personal de la Corporación Ozono.

Según el estudio de conflictos de uso del suelo elaborado por el IGAC, de las aproximadamente 9 millones de hectáreas con las que cuenta el departamento del Caquetá, el 12 por ciento padece de problemas se sobreutilización, porcentaje que abarca gran parte de su capital Florencia. Por su parte, de las 244 mil hectáreas que conforman Florencia, 112 mil tienen una vocación forestal, lo cual no se está respetando, ya que es una zona con un alto porcentaje de deforestación principalmente asociado a la expansión de la frontera agrícola y ganadera.

“En esta parte del país es necesario garantizar la protección de las áreas de importancia ambiental, definiendo claramente las zonas con vocación productiva. Florencia y en general todo el departamento, tiene altos índices históricos de deforestación, lo que se constituye en una alerta para los planificadores regionales que deben plantear en su nuevo POT, las alternativas de uso, como las agroforestales”, puntualizó Nieto Escalante.