“IGAC pieza fundamental para la transformación del campo y la creación de un país en paz”: Juan Antonio Nieto Escalante

Director General IGAC
  • En el Congreso Nacional de Municipios, llevado a cabo hoy en la ciudad de Cartagena, el Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) aseguró que la oferta de servicios de la entidad será clave para garantizar que los campesinos tengan tierras suficientes, para que haya un uso productivo de los suelos y para que la frontera agrícola no se devore los tesoros ambientales.
  • “A través del catastro multipropósito, el apoyo a los temas de ordenamiento territorial, los estudios agrológicos, cartográficos y geográficos y el conocimiento geoespacial, el IGAC apoya a las autoridades para aplicar los cambios de orden político y social contemplados en el Acuerdo de Paz, insumos que nos permitirán construir un nuevo país”.

Colombia es un país con olor a campo. De las más de 114 millones de hectáreas que conforman el territorio nacional, el 94,4% corresponde a zonas rurales, sitios en donde habita el 32% de la población tricolor.

A pesar de esto, el diagnóstico actual del campo colombiano es preocupante. Las cifras indican que el 64% de los hogares rurales no tienen acceso a la tierra, el 46,5% de las propiedades las posee solo el 0,4% de los propietarios y la pobreza rural ya alcanza el 20%.

Por su parte, el 67,7% de los de los 1.122 municipios del país están desactualizados en sus zonas rurales, mientras que el 23% aún no ha sido formado.

Ante este panorama, el Gobierno Nacional incluyó dentro del Acuerdo de Paz la puesta en marcha de una profunda reforma rural integral, la cual contribuirá a la construcción de una paz estable y duradera, creará condiciones de bienestar para los campesinos y que será la base para transformación estructural del campo.

Además, esta transformación conllevará a crear mejores condiciones de bienestar en la población campesina, y propenderá a tener mayores niveles de gobernanza con un ordenamiento social y productivo del territorio.

Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, aseguró hoy en el Congreso Nacional de Municipios, realizado en Cartagena, que la entidad se encuentra dentro de los principales actores que le darán vida a esta gran reforma integral.

“El punto 1 del Acuerdo de Paz plantea acuerdos y compromisos relacionados con la gestión del territorio en seis temas: el acceso a la tierra, el catastro e impuesto predial, la zonificación ambiental, el manejo de ocupantes, las reservas forestales y los planes para seguridad alimentaria; los cuales se refieren a las labores misionales del IGAC”.

Según Nieto Escalante, para la aplicación de las medidas y soluciones previstas en el Acuerdo, el IGAC ha consolidado una oferta de servicios a la medida de las necesidades de los usuarios y que apoyará a las diversas autoridades en la toma de decisiones.

“Con el catastro multipropósito, el apoyo a la construcción de los procesos de ordenamiento territorial y la apertura gradual de los productos cartográficos (que incluyen estudios agrológicos, cartográficos y geográficos y el conocimiento geoespacial), el IGAC será pieza fundamental para construir una nación en paz, como fruto de todos los cambios de orden político y social expresados en el Acuerdo de La Habana”, apuntó el funcionario.

El Director General recalcó que la oferta de servicios del IGAC será parte de la base del nuevo país que se construirá en los próximos diez años, “un territorio en donde los campesinos tendrán tierras suficientes, donde se hará un uso productivo de los suelos y en donde la frontera agrícola no afectará el futuro ambiental”.

Por último, Nieto Escalante les recordó a los alcaldes presentes en el Congreso Nacional de Municipios, que el IGAC se viene transformando en sus modelos de operación para entregar productos y servicios de impacto local, que mejoren e impacten positivamente las finanzas locales.

“El catastro multipropósito, los procesos de ordenamiento y la futura apertura de la cartografía, se convertirán en  insumos claves para apoyar no solo vía ingresos, sino que también aportará en la toma de decisiones para optimizar las asignaciones presupuestales”.

Avanza el catastro multipropósito

De los más de 16,5 millones de predios del país, el 37% está desactualizado, mientras que el 28,6% aún está sin formar; es decir que el 65,6% de las zonas urbanas y rurales colombianas está en ‘mora catastral’.

A raíz de este panorama, el Plan Nacional de Desarrollo incluyó la implementación de un catastro multipropósito, que facilitará la planeación económica, social y ambiental y el ordenamiento físico; mejorará la gestión pública local eficiente y efectiva; contribuirá con la formalización y la seguridad jurídica del derecho de propiedad; y fortalecerá los fiscos locales.

Además, este nuevo catastro realizará un barrido predial masivo para identificar las diferentes formas de tenencia y sus tipos de ocupación para la formalización, y registrará la información actualizada de la tierra basada en los predios.

Nieto Escalante informó que la meta a 2018 es conformar e implementar el catastro multipropósito en el 25% del país (priorizando las zonas rurales), y que en 2023 se espera que ya haga parte de todo el territorio.

“Actualmente, en cabeza del Departamento Nacional de Planeación (DNP), el catastro multipropósito se trabaja en nueve municipios piloto: Topaipi, Lebrija, San Carlos, Dibulla, Armenia, Buenaventura, San Vicente del Caguán, Puerto Gaitán, Puerto Leguízamo y Santa Marta”.

Otra transformación que ya vive el país es la figura de delegación de competencias en materia catastral, a la cual ya se sumó la ciudad de Barranquilla.

“A esta delegación, que es liderada por el IGAC y el DNP, se pueden sumar los municipios con población igual o superior a 500 mil habitantes, los esquemas asociativos territoriales, las áreas metropolitanas y las RAPE. Además, deben cumplir los requisitos generales definidos por el DNP, y específicos del IGAC. Nuestro interés es que la entidad territorial asuma con todo lujo de detalles la nueva función”, dijo el Director del IGAC.

A ordenar el territorio

A le fecha, de los 1.095 Planes de Ordenamiento Territorial (POT) formulados en 2012, 465 vencen o vencieron en su largo plazo (es decir, han cumplido 3 periodos administrativos).

Por su parte,  449 vencieron el mediano plazo (mínimo 2 periodos administrativos) y el resto  (181) ya empezaron a vencerse en el mediano plazo.

“Aproximadamente 912 municipios vencen o vencieron sus POT a largo plazo. Esto significa que este año representa una gran oportunidad de realizar procesos de revisión general. Es el momento de revaluar el ordenamiento territorial municipal y corregir los errores presentados en los POT de primera generación, así como plantear modelos de ordenamiento adecuados a las nuevas condiciones políticas y legales del país”, anotó el funcionario.

Para empezar a ordenar adecuadamente la casa, Nieto Escalante les manifestó a los alcaldes que el IGAC tiene la mejor voluntad e interés de prestar todo su concurso técnico para que cumplan con sus compromisos, y les plasmó los servicios que pueden adquirir.

“Se pueden suscribir alianzas para que el IGAC aporté toda la información geográfica, agrológica, cartográfica y catastral; genere y entregue las metodologías para facilitar los procesos de revisión de los POT; preste asesoría y acompañamiento a los municipios para la revisión de los POT; capacite a los servidores en el uso de información geográfica y diseño; y participe en las Comisiones de OT nacional y territoriales”.

El funcionario destacó que por medio del programa de apoyo y acompañamiento que presta el IGAC en materia de ordenamiento territorial, en 2016 la entidad atendió solicitudes de 32 municipios y dos departamentos.

“Estamos en capacidad de acompañar y orientar a los municipios para la revisión de sus POT, mediante convenios específicos, con un enfoque regional, que permita lograr economías de escala e interpretar las posibilidades regionales y no solo locales. Este año esperamos ampliar la cobertura, teniendo en cuenta que el programa POT Modernos de Planeación Nacional sólo cubre un poco más de 100 municipios, mientras existen más 800 que necesitan revisar sus POT”.

Suelos para la paz

Para la puesta en marcha de la reforma rural del Acuerdo de Paz, es básico contar con insumos técnicos geográficos de primera mano, tanto cartográficos, geográficos y agrológicos, que revelen el estado actual del territorio y permitan construir nuevos proyectos.

Para esto, el IGAC pone al servicio del país un portafolio de geoservicios, que incluye mapas e imágenes satelitales de suma importancia para el desarrollo de proyectos ambientales, de infraestructura, socioeconómicos, de defensa y mares, y territoriales y de frontera.

“Estamos trabajando para que toda esta información pueda ser consultada y descargada en la plataforma de la Infraestructura Colombiana de Datos Espaciales (ICDE), la cual es administrada por el IGAC. Actualmente la gran mayoría de los insumos ya pueden ser liberados por nuestros usuarios. Estos geoservicios pueden ser consultados en el link de Geocontenidos web de la página www.icde.org.co”, acotó el Director del IGAC.

En materia de suelos, el IGAC cuenta con cuatro mapas en esta plataforma: capacidad de uso, vocación, conflictos de uso y suelos productivos.

El mapa de capacidad de uso (que plasma las ocho clases de suelos del país), es una hoja de ruta para que las autoridades tomen medidas que tiendan hacia la producción y la sostenibilidad de los recursos naturales.

Por su parte, el mapa de vocación evidencia cuáles son los sitios aptos para algún desarrollo. Por ejemplo, los proyectos productivos deben concentrarse en el 16% (suelos arables), mientras que las actividades forestales, silvopastoriles y agroforestales se tienen que centrar en el 70%; el 13% debería ser intocable, por albergar ecosistemas como páramos, humedales, bosques y cuerpos de agua.

El mapa de conflictos de uso reveló que cerca del 29% del territorio cuenta con un uso inadecuado del suelo, y que la frontera agrícola afecta cada vez más áreas de suma importancia ambiental, como las selvas húmedas tropicales en la Amazonia y el Chocó.

Por último, el mapa de suelos productivos se convierte en un insumo para los programas de seguridad alimentaria contemplados en el Acuerdo. Según este insumo, existen 15,9 millones de hectáreas con vocación agrícola, que abarcan el 14% del territorio.

Cartografía al servicio del país

La cartografía o geografía también permiten el desarrollo de nuevos proyectos y estrategias en pro del bienestar de los colombianos, entre los que se encuentran insumos cartográficos a diferentes escalas e imágenes satelitales, los cuales podrán ser consultados próximamente por los colombianos en la plataforma de la ICDE.

La cartografía a escala 1:25.000 es básica para el ordenamiento territorial rural y para identificar las coberturas de servicios sociales y públicos; entre tanto, la 1:100.000 sirve para la localización de elementos geográficos y estudios de planeamiento.

Los insumos a 1:500.000 son de ayuda para estudios regionales y planes de desarrollo departamental; los 1:10.000 para el planeamiento detallado en zonas rurales y proyectos de gestión de riesgo a nivel municipal; y los 1:2.000 para uso urbano e identificación de procesos urbanísticos de expansión y prevención de desastres.

En la plataforma también se encontrarán ortofotomosaicos, que permiten analizar los fenómenos naturales y antrópicos, e imágenes satelitales Geosar (para analizar las coberturas forestales y estudios geológicos y edafológicos); Rapideye (estudios de clima, cobertura, afectaciones ambientales y uso de la tierra); y Spot (cambios del suelo por actividades antrópicas y conocer la degradación de los recursos naturales).