La desactualización catastral ya no hará parte del municipio de Jenesano

director Boyaca

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), la Alcaldía Municipal y la Corporación Autónoma Regional de Chivor (Corpochivor), suscribieron un convenio por más de $124 millones para actualizar el catastro de sus zonas urbanas y rurales.

Jenesano, un municipio de 5.989 hectáreas ubicado en el departamento de Boyacá, está sumergido en una desactualización catastral de más de una década, un factor que impide conocer su realidad física y que afecta las finanzas del territorio.

Su zona rural es la más crítica, ya que cuenta con 19 años sin realizar este ejercicio catastral. Por su parte, la parte urbana está desactualizada desde hace 10 años.

Según la base catastral el municipio alberga 8.174 predios y un área construida de 156 mil metros cuadrados, cifras que para el Instituto Geográfico Agustín Codazzi no corresponden con su estado actual.

“19 y 10 años son tiempo más que suficiente para que se consoliden nuevos predios, se realicen mejoras urbanísticas y se incremente el área construida, tanto en la parte rural como urbana”, dijo Mauricio Mejía Naranjo, Director Territorial del IGAC en Boyacá.

A raíz de este panorama, el IGAC, la Alcaldía de Jenesano y Corpochivor, decidieron unir fuerzas y suscribir un convenio para adelantar la actualización catastral en todo el municipio, un proceso de reconocimiento que se basa en la revisión de los elementos físicos y jurídicos de los predios.

Esta alianza, que tiene un valor de $124.734.000 y que se adelantará durante todo este año, facilitará la planeación del municipio, ya que se dispondrá de información que responda a la realidad inmobiliaria.

“La actualización tiene en cuenta la variación económica de las disparidades originadas por cambios físicos, variaciones de uso o productividad, obras públicas o condiciones locales del mercado inmobiliario”, apuntó Mejía Naranjo

Para este proceso, el IGAC aportará toda la información necesaria, como la cartografía básica las áreas homogéneas de tierras, y hará entrega de los registros 1 y 2, el plano digital y las resoluciones de renovación de la inscripción en el catastro de los predios actualizados.

“Esta información se convertirá en una herramienta base para las políticas de ordenamiento y desarrollo territorial, al igual que para la determinación de la base gravable para la generación y recaudo de impuestos”, anotó el funcionario.

Por su parte, la Alcaldía de Jenesano se comprometió a verificar y modificar, si lo considera necesario, el estatuto fiscal. Esto con el fin de adecuar las tasas y así evitar que se presenten incrementos desmesurados en los cobros del impuesto predial como consecuencia de la actualización.

Mejía Naranjo aclaró que son los Concejos Municipales quienes fijan las tarifas para el pago del impuesto, y que el IGAC solo se encarga de definir los procedimientos y metodologías para hacer el censo de los bienes inmuebles públicos y privados del país.

“El IGAC determina la metodología para la revisión predial y realizar las actualizaciones catastrales, pero no es el ente competente para definir la tarifa del impuesto predial. Solo calculamos la base del gravable sobre la cual los municipios facturan el cobro del impuesto”.

Este convenio fue firmado por el Director Territorial del IGAC en Boyacá, el Alcalde de Jenesano Hugo Alexander Reyes Parra y el Director General de Corpochivor Fabio Antonio Guerrero Amaya.