De los 26 municipios de Arauca y Casanare, solo dos han actualizado su catastro en los últimos años: IGAC

IMG-20170206-WA0081

Ante este panorama, la entidad se reunió con varios alcaldes y representantes de ambos departamentos para plantearles la idea de suscribir convenios de actualización o conservación catastral en cada municipio.

En términos catastrales, Casanare y Arauca, departamentos conocidos por su capacidad ganadera y por ser epicentros de la época petrolera en Colombia, están hundidos en la desactualización catastral.

Según cifras del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), de los 26 municipios que hacen parte de ambos departamentos, tan solo dos actualizaron su catastro en los últimos dos años: Aguazul y Tauramena, ambos ubicados en Casanare, actividad realizada en 2015.

Saravena y Tame, municipios de Arauca, también presentan un saldo a favor en actualización, pero parcial, ya que en 2014 solo se actualizó la parte urbana. Por su parte, la rural aún está rezagada: 16 años en el caso de Saravena y aún sin formar en Tame.

Para poder darle un vuelco a esta situación, la cual impide que los municipios incrementen sus ingresos y así generen mejoras que repercutan en la calidad de vida de sus habitantes, varios expertos del IGAC se reunieron en la ciudad de Yopal con varios alcaldes y representantes de ambos departamentos de la Orinoquia.

En la reunión, el Subdirector de Catastro del IGAC, Germán Darío Álvarez, les planteó a los alcaldes de Hato Corozal, Puerto Rondón, Villanueva, Arauquita, Monterrey, Pore y Sabanalarga, poder suscribir convenios de actualización o conservación catastral entre los municipios y el Instituto, para evitar que la desactualización siga su rumbo.

“Si el municipio cuenta con la capacidad económica y técnica, el IGAC está dispuesto a realizar alianzas para poder actualizar los predios. Una opción menos costosa y dispendiosa, que también se ve reflejada en el bienestar de la comunidad, es la conservación catastral, la cual se desarrolla en ciertas áreas ya seleccionadas que han crecido puntualmente en los sitios evaluados”, dijo Álvarez.

El Subdirector de Catastro también recalcó que una opción para que los municipios obtengan recursos económicos para actualizar sus terrenos son las regalías, “una figura que ya logró concretar el municipio de Agua de Dios en Cundinamarca”.

Por último, el funcionario recalcó que con el catastro multipropósito, el cual se encuentra en etapa piloto, la forma de hacer catastro cambiará radicalmente, ya que incluirá otras variables claves para el ordenamiento ambiental y productivo del país.

89% del Casanare desactualizado

Casanare, el departamento con mayor capacidad para ganadería, alberga un total de 4,4 millones de hectáreas, 19 municipios y cerca de 157 mil predios.

Del total de municipios, 17 están desactualizados en sus zonas urbanas y rurales. Esto indica que prácticamente el 89,4% del departamento está sumergido en la desactualización, donde los casos más críticos recaen en Recetor, Trinidad y Villanueva.

En sus zonas urbanas, Recetor padece de una desactualización de 19 años, Trinidad de 15 años y Villanueva de 11 años. En lo rural el panorama no mejora, con 12 años en los dos primeros municipios y 14 en Villanueva.

Chámeza, Hato Corozal, Pore, Sabanalarga y San Luis de Palenque están desactualizados hace 12 años en ambas zonas; Támara tiene el mismo tiempo en lo urbano, pero 11 años en lo rural.

Con 11 años está Paz de Ariporo, y con una década de desactualización La Salina, Monterrey, Nunchía, Orocué y Sácama; los menos críticos son Yopal, capital del departamento, que no ha sido actualizada desde 2010 (7 años) y Maní desde 2011 (6 años).

“Queremos cambiarle la cara al rezago en la Orinoquia colombiana. El primer paso fue crear una nueva Dirección Territorial en la región, ubicada en Yopal, que ahora abarca los municipios de Casanare y Arauca. Esto ha permitido que los habitantes de ambos departamentos tengan ahora una mejor y eficaz atención en sus trámites, ya que antes tenían que dirigirse hasta Villavicencio. A esto se suma el primer curso de reconocedores prediales para la población de la región, el cual permitirá generar empleo y que los proyectos del IGAC cuenten con gente de la zona”, dijo Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC.

Ningún municipio totalmente actualizado en Arauca

En este departamento, conformado por 2,3 millones de hectáreas, 89 mil predios y 7 municipios, solo dos presentan algún grado de actualización, pero no total sino parcial; es decir que ninguno tiene tanto sus áreas urbanas como rurales actualizadas.

Aunque las zonas urbanas de Saravena y Tame fueron actualizadas en 2014, la parte rural se quedó atrás: Tame aún sin formar y Saravena sin realizar acciones hace 16 años.

Los demás nadan en la desactualización, pero todos con diferentes fechas.

En lo urbano 20 años en Fortul, 15 años en Cravo Norte, 14 en Puerto Rondón, 13 en Arauquita y 12 en Arauca; y en lo rural 16 años todos los municipios (sin Tame).