Con la delegación las entidades territoriales podrán administrar su propio catastro: Juan Antonio Nieto Escalante

IMG_6837

El IGAC continuará con la formulación de la política pública en materia de catastro; la regulación y determinación de las normas técnicas; la vigilancia, seguimiento, control y evaluación; y la administración de la base nacional de información catastral”, recalcó Nieto Escalante.

Solo 5 ciudades capitales padecen de desactualización catastral, Así lo anunció Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), en la XI Cumbre de Ciudades Capitales realizada en Ibagué. 

 

Ibagué, Junio 8 de 2016.En la XI Cumbre de Ciudades Capitales, el Director del IGAC realizó un panorama general de la delegación del proceso catastral, la cual está incluida en el Plan Nacional de Desarrollo y que pretende generar una prestación más eficiente de los bienes y servicios a cargo del Estado y crear esquemas de distribución de competencias.

Según Nieto Escalante, la finalidad de este programa, que está en cabeza del Departamento Nacional de Planeación (DNP), los Ministerios del Interior y Hacienda, y entidades sectoriales como el IGAC, la delegación le permitirá a los actores territoriales además de realizar  la formación, actualización y conservación catastral, fortalecer las buenas prácticas de manejo presupuestal y administrativo y la implementación de catastros multipropósitos, al tiempo que  les permitirá realizar un ordenamiento territorial más productivo y  tener mejor conocimiento del territorio.

Las entidades territoriales con población igual o superior a 500.000 habitantes, los esquemas asociativos territoriales, las áreas metropolitanas y la RAPE (Región Administrativa y de Planificación Especial), son los únicos que pueden ser delegatarios en materia de catastro en Colombia.

El DNP y el IGAC se encargarán de fijar los mecanismos de seguimiento, evaluación y control a este proceso de delegación.

“Esto no significa que el IGAC ya no será la autoridad nacional catastral del país, ya que continuará con la formulación de la política pública en materia de catastro; la regulación y determinación de las normas técnicas; la vigilancia, seguimiento, control y evaluación; y la administración de la base nacional de información catastral”, recalcó Nieto Escalante.

Las entidades que quieran asumir el reto de asumir la formación, actualización y conservación catastral, deben contar con una capacidad financiera, operativa y administrativa.

Paso a paso de la delegación

  1. Los actores territoriales deben presentar al IGAC y al DNP una propuesta con todos los requisitos exigidos.
  1. La autoridad catastral, como entidad delegante, revisará y realizará las observaciones y precisiones.
  1. El Comité Directivo de encargará de aprobar la propuesta. De no aprobarse, los actores territoriales podrán ajustarla o complementarla.
  1. Con la aprobación se suscribirá un convenio.

 

Solo 5 ciudades capitales padecen de desactualización catastral

Arauca, Inírida, San José del Guaviare, Villavicencio y Yopal, son las 5 ciudades capitales del país que cuentan con algún grado de desactualización catastral en sus zonas urbanas y rurales.

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, las zonas rurales de San José del Guaviare e Inírida son las más atrasadas en materia catastral, ya que aún no han sido formadas. Entre tanto, sus áreas urbanas padecen de una desactualización de 8 años en el caso de la capital del Guainía y 7 en la del Guaviare.

En Arauca, el panorama de desactualización catastral data de 15 años en la zona rural (2001) y 11 en la urbana (2005). En Yopal, tanto lo urbano como lo rural sufren de una desactualización de 6 años.

Villavicencio saca la cara por su parte urbana, ya que la última actualización fue en 2012. Sin embargo, su zona rural ya está en saldo rojo, con 7 años de desactualización.

“En general, el 16% de las ciudades capitales del país tiene un catastro desactualizado, un panorama que predomina principalmente en la región de la Orinoquia. Entre tanto, el 84% cuenta con ciudades actualizadas catastralmente, de las cuales se destacan Bogotá y Medellín, con zonas urbanas y rurales actualizadas a 2016”, dijo Nieto Escalante en la en la XI Cumbre de Ciudades Capitales realizada en la ciudad de Ibagué.

La tercera ciudad capital con mejor panorama catastral es Cali, con actualizaciones en el 2014 (urbana) y 2015 (rural); le sigue San Andrés con actualización urbana y rural en 2015.

15 ciudades tienen su última actualización urbana y rural en 2014: Barranquilla, Cartagena, Manizales, Florencia, Popayán, Valledupar, Montería, Quibdó, Neiva, Riohacha, Santa Marta, Pasto, Armenia, Leticia y Puerto Carreño.

Por su parte, Tunja, Cúcuta, Pereira, Bucaramanga, Sincelejo, Ibagué y Mocoa, fueron actualizadas en 2013.

“Por ley, los municipios y ciudades deben actualizar su catastro cada cinco años, lo cual les permite generar mayores ingresos para mejorar la calidad de vida de sus habitantes a través del recaudo del impuesto predial. Con un inventario de los bienes inmuebles actualizado, se logra una correcta identificación física, jurídica, fiscal y económica del territorio”, apuntó Nieto Escalante.