Por el uso inadecuado de sus suelos, el Tolima está que “arde”

12345
  • Los 47 municipios que conforman el territorio tolimense han sufrido de incendios forestales. Aproximadamente 13 mil hectáreas han sido afectadas por el suelo y la mayoría de sus ríos están prácticamente secos.
  • Según el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), esto se debe principalmente a que el 54 por ciento del departamento cuenta con suelos afectados por el exceso de agricultura y ganadería, es decir terrenos con un uso inadecuado y mala vocación.

 Secos, áridos y calcinados. Así son ahora la mayoría de paisajes del Tolima, uno de los departamentos más afectados en el país por la fuerte ola de calor derivada del Fenómeno del Niño.

Los incendios forestales se han convertido en el pan de cada día en las tierras tolimenses. A la fecha, más de 13 mil hectáreas distribuidas en los 47 municipios del departamento ya han padecido por el fuego en su cobertura vegetal.

El panorama es tan preocupante que el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) declaró el alerta roja 29 de los 47 municipios tolimenses, es decir más del 61 por ciento de todo el territorio.

Ante esta situación, que podría ir hasta marzo de 2016, el Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Juan Antonio Nieto Escalante, informó que la principal razón de tanto incendio forestal y de la poca agua en los ríos es el uso inadecuado de los suelos y a la errónea vocación que se le han dado a la mayoría de las tierras del Tolima.

Según el estudio de conflictos de uso del suelo del IGAC, el 54 por ciento del Tolima cuenta con suelos afectados por la “mano del hombre”, es decir que 1,2 millones de hectáreas son más vulnerables a sufrir en épocas de calor o de lluvia.

De este total de hectáreas con mala vocación del suelo, el 45 por ciento sufre de sobreutilización por el exceso de cultivos y ganado (1,06 millones de hectáreas) y el 9 por ciento son terrenos subutilizados (212 mil hectáreas).

Esto convierte al Tolima en el noveno departamento con las peores prácticas en sus suelos, superado solo por Sucre, Atlántico, Magdalena, Cesar, Caldas, Córdoba, Santander y Bolívar.

Las malas prácticas agropecuarias y la falta de un esquema de planeación en las dinámicas del uso del suelo hacen que los terrenos sean más vulnerables a padecer de los estragos de los fenómenos naturales. Por ejemplo, estos suelos ya no pueden retener el agua suficiente para enfrentar un fuerte verano, lo que representa que los ríos bajen su caudal y se vean afectadas de manera directa la biodiversidad colombiana, como sucedió el año pasado en Casanare”, apuntó Nieto Escalante.

Dicho estudio del IGAC reveló que los municipios más vulnerables a padecer más en “carne viva” los incendios forestales por la sobreutilización de sus suelos son Chaparral, Ortega, Ibagué, Palocabildo, Líbano, Fresno, Ortega e Icononzo; y por subutilizaciónGuamo, Chaparral, Coyaima, Suárez, Espinal y San Luis.

Entre tanto, los 29 municipios que actualmente cuentan con alerta roja son: Alpujarra, Ambalema, Armero (Guayabal), Ataco, Carmen De Apicalá, Chaparral, Coello, Coyaima, Cunday, Dolores, Espinal, Falan, Flandes, Guamo, Icononzo, Lérida, Melgar, Natagaima, Ortega, Piedras, Planadas, Prado, Purificación, Rioblanco, Saldaña, San Luis, Suárez, Venadillo y Villarrica

Sigue la alarma a nivel nacional

El IGAC advirtió que el 28 por ciento de todo el país es más vulnerable a padecer de los fenómenos climáticos debido al uso inadecuado de los suelos.

Este porcentaje abarca 32,7 millones de hectáreas, distribuidas principalmente en las regiones Caribe, Andina, la Altillanura y el Valle del río Cauca.

Los departamentos más afectados por la época de verano incluyen a Sucre, Atlántico, Magdalena, Cesar, Córdoba, Santander, Bolívar, Caldas, Tolima, Antioquia, Cundinamarca, Boyacá, Huila y Risaralda.

Por su parte, el IDEAM prendió la alerta roja en varios municipios de las regiones Andina y Caribe por incendios forestales, distribuidos en los departamentos de Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Huila, Nariño, Tolima, Valle del Cauca y La Guajira.