¿Qué tan productivas son las tierras santandereanas?

Santander-tierras (3)

El 13,8% del departamento es apto para la producción agrícola. Sin embargo, más de la mitad del territorio ya cuenta con suelos afectados por el exceso de cultivos y ganado.

IGAC, mayo 2/2016.- El Subdirector Nacional de Agrología del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), Germán Darío Álvarez, le plasmó el panorama productivo y el estado de los suelos de Santander al Gobernador Didier Tavera.

Según Álvarez, de las 3,05 millones de hectáreas con las que cuenta el departamento de Santander, el 13,8% tiene suelos aptos y con características especiales para el desarrollo agrícola. Esta “mancha” para cultivos abarca un total de 421.761 hectáreas productivas, las cuales están distribuidas en 79 municipios.

Puerto Wilches, Rionegro, Sabana de Torres, Cimitarra y Puerto Parra son los territorios santandereanos que albergan la mayor cantidad de este tipo de suelos.

Con esta cifra, Santander se convierte en el décimo departamento con mayor cantidad de hectáreas netamente productivas en todo el país (ver recuadro).

Sin embargo, Álvarez le recalcó al Gobernador la necesidad de conocer detalladamente las características de estos suelos para poder establecer el tipo de cultivo más apropiado para las tierras, garantizar la seguridad alimentaria, no generar impactos negativos y aumentar la rentabilidad de las cosechas de los agricultores de la región.

“A la fecha, contamos con estudios semidetallados de suelos en solo 69.660 hectáreas de suelos productivos, es decir que aún faltan por analizar 352.101 hectáreas. Le proponemos suscribir un convenio cofinanciado para realizar los levantamientos semidetallados en los terrenos que aún carecen de sustento técnico, ya que para el proceso del posconflicto del país, se incrementará la demanda de información. Ya le hemos propuesto a diferentes entes territoriales incorporar en sus planes de desarrollo 2016-2019, un artículo que indique la ejecución de estudios agrológicos en las áreas con potencial productivo”, le propuso Álvarez al Gobernador de Santander.

Los 79 municipios con terrenos aptos para cultivar son Aguada, Albania, Aratoca, Barbosa, Barichara, Barrancabermeja, Bolívar, Bucaramanga, Cabrera, California, Capitanejo, Carcasí, Cepitá, Cerrito, Charalá, Charta, Chipatá, Cimitarra, Concepción, Confines, Coromoro, Curití, El Carmen, El Peñón, El Playón, Encino, Enciso, Florián, Floridablanca, Gámbita, Guepsa, Girón, Guaca, Guadalupe, Guapotá, Guavatá, Jesús María, Jordán, La Belleza, La Paz, Landázuri, Lebrija, Los Santos, Málaga, Macaravita, Matanza, Mogotes, Molagavita, Ocamonte, Oiba, Onzaga, Páramo, Palmar, Palmas del Socorro, Piedecuesta, Pinchote, Puente Nacional, Puerto Parra, Puerto Wilches, Rionegro, Sabana de Torres, San Sndrés, San Benito, San Gil, San Joaquín, San José de Miranda, San Miguel, San Vicente de Chucurí, Santa Bárbara, Santa Helena del Opón, Simacota, Socorro, Suaita, Sucre, Suratá, Tona, Vélez, Valle de San José y Villanueva.

Además de la reunión con el Gobernador, el IGAC realizó el taller de Áreas Homogéneas de Tierras con fines multipropósitos, al cual asistieron más de 150 representantes de los municipios, ONG ambientales, gremios y servidores públicos.

Suelos afectados en más de la mitad del departamento

Santander es un departamento conocido por ser el primer productor nacional de tabaco negro y rubio, cacao, limón y yuca, y por albergar parcelas de café, palma y frutas.

Este mérito agrícola también tiene sus contras, ya que los suelos se han visto afectados tanto por la sobrecarga de cultivos en zonas de alta pendiente o reservas naturales como por la ganadería sin control.

Álvarez informó que 1,8 millones de hectáreas en Santander ya albergan suelos afectados por la mano del hombre, cifra que abarca el 59% del departamento.

De este total, el 43% es por sobreutilización y el 16% restante por subutilización.

“Este preocupante panorama se debe a la falta de conciencia de sus habitantes, quienes han hecho un uso inadecuado del territorio santandereano. Prueba de ello son los cultivos y ganadería en sus zonas de páramos como Santurbán y otras reservas de gran importancia ecosistémica”.

Los municipios más afectados por el exceso agropecuario (sobreutilización) son Cimitarra, Ríonegro, Puerto Wilches, Charta, Guavatá, Palmar y San Gil; mientras que Puerto Wilches y Puerto Parra son los más subutilizados.

Panorama catastral

Las 3,05 millones de hectáreas con las que cuenta el departamento de Santander ahora albergan un total de 758.713 predios, 1.106.055 propietarios y 64.878.757 metros de área construida.

Con estos nuevos valores, este territorio de 87 municipios alcanzó un avalúo catastral de $41,5 billones, incrementado así su valor en aproximadamente $2,1 billones en comparación con la vigencia pasada.

Según el Director General del IGAC, Juan Antonio Nieto Escalante, el valor urbano del departamento es de $34,2 billones, mientras que las zonas rurales cuestan $7,2 billones.

Los cinco municipios más costosos son Bucaramanga ($17 billones), Floridablanca ($6,5 billones), Piedecuesta ($4 billones), Barrancabermeja ($3,9 billones) y Girón ($2,1 billones); mientras que Jordán ($2,9 mil millones), Cepitá ($7,4 mil millones) y San Joaquín ($7,4 mil millones), son los de menor avalúo.

Nieto Escalante resaltó el valor catastral de Bucaramanga, la cual aporta cerca del 1,5% del avalúo catastral del país, que ahora es de $1.134 billones.

“Los $17,06 billones de Bucaramanga la convierten en la sexta ciudad capital más costosa del país, por debajo de Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena y Barranquilla. En el último año, el avalúo en este territorio registró un incremento de más de $968 mil millones”.

Bucaramanga alberga un total de 173.617 predios, 247.054 propietarios y 18.560.909 metros cuadrados construidos.

Ciudad de los parques mejoró su dinámica inmobiliaria

Luego de analizar los valores de la propiedad en predios con destino residencial en 22 ciudades capitales (sin Bogotá), el IGAC, el Departamento Nacional de Planeación y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, revelaron el comportamiento de la dinámica inmobiliaria durante 2015.

Las cinco ciudades con mayores Índices de Valor Predial (IVP) fueron Florencia, Sincelejo, Tunja, Neiva y Montería.

Por su parte, la mejor conocida como ciudad de los parques, Bucaramanga, se ubicó en el sexto lugar del listado, al registrar un IVP de 6,77.

La capital de Santander subió dos posiciones entre 2014 y 2015, al pasar del 8 al 6. Sin embargo, su IVP fue menor que el registrado en la pasada vigencia, que fue de 6,83.

“La entrada en vigencia del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, provocó cambios importantes para la ciudad, como la disminución del índice de construcción, que pasó de 7 a 5 como máximo. Según el DANE, entre enero y julio de 2015, las licencias de construcción aumentaron un 47%, lo que representa una aprobación para construir un millón 172 mil metros cuadrados. Barrios como La Universidad, Comuneros, Mutualidad, Modelo, San Francisco, Alarcón, Antonia Santos Centro y Bolívar, son los de mayor valorización, debido a la construcción de nuevos proyectos en zonas de renovación urbana, nuevas estaciones del sistema integrado de transporte masivo y el proyecto del intercambiador vial del Mesón de los Búcaros”, puntualizó Nieto Escalante.