¿Qué tan relevante es el IGAC en el posconflicto colombiano?

IMG_6100

El Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), Juan Antonio Nieto Escalante, manifestó que la entidad  juega un rol fundamental en cinco grandes retos incluidos en el posconflicto.

 

La gran sombrilla que cubre todos los temas relacionados con el posconflicto del país es la gestión de las tierras, que incluye temas polémicos como la extracción minera, la propiedad inmobiliaria y la planeación del campo y de las ciudades.

 

Como la autoridad nacional en materia de suelos, catastro y cartografía, el papel del IGAC en el proceso de poner los recursos de la tierra en buen efecto y en el posconflicto en general, será relevante.

 

Según Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del IGAC, la gestión de las tierras en Colombia en condiciones de posconflicto enfrenta cinco grandes retos, los cuales requieren de la intervención o el apoyo de la entidad.

 

“El IGAC será titular en cinco temas: fortalecimiento de las finanzas municipales; consolidación de la seguridad jurídica de la propiedad rural y mercado transparente de tierras; facilitar los procesos de restitución de tierras, formalización de la propiedad, reservas campesinas y ZIDRES; planear y ejecutar planes, programas y proyectos de desarrollo rural; y ordenamiento territorial en torno al uso del suelo”, dijo Nieto Escalante en la pasada Cumbre de Gobernadores realizada en la ciudad de Montería.

 

Así contribuye el IGAC en estos cinco retos

 

Finanzas municipales: la actualización y conservación catastral adelantada por el IGAC son claves para que los municipios puedan garantizar y aumentar sus ingresos por el impuesto predial.

 

Un catastro desactualizado le significa a los municipios y a las corporaciones autónomas regionales una pérdida sustancial de recursos. Si un catastro tiene 10 años de desactualización, esto implica que se está liquidando el impuesto predial con una base que corresponde a los valores de hace una década.

 

“Si los valores reales de los predios se han incrementado en un 20% en esos 10 años, quiere decir que se han dejado de percibir los ingresos por impuesto correspondientes a ese porcentaje y a ese período. Recordemos que los municipios tienen la responsabilidad de resolver conflictos más cercanos como agua, aseo público, movilidad, seguridad ciudadana, espacio y recreación pública, los cuales no pueden ser atendidos por los escasos ingresos”, apuntó Nieto Escalante.

 

Seguridad jurídica y mercado transparente de la propiedad rural: cuando se establezca el catastro multipropósito y también actualmente, la información catastral es indispensable para las transacciones del mercado inmobiliario. “Con esta finalidad está próximo a expedirse el documento CONPES sobre catastro multipropósito, que significa una auténtica revolución en el manejo de la información física, jurídica y económica de los inmuebles en Colombia”, informó el Director del IGAC.

 

Facilitar los procesos de restitución de tierras, formalización de la propiedad, reservas campesinas y ZIDRES: para estos cuatro pilares de la política de tierras en el país, el IGAC apoya con información catastral, estudios de suelos agrológicos y cartografía.

 

Planear y ejecutar planes, programas y proyectos de desarrollo rural:con la información de los suelos que maneja el IGAC, se contribuye a la política de desarrollo rural. Según Nieto Escalante, “hoy en día ya sabemos cuáles son las tierras subutilizadas y sobreutilizadas en el país, y cuál es su vocación y el uso actual. Aunque no sabemos con precisión aún la realidad de los baldíos nacionales, venimos avanzando en su estudio con la Superintendencia de Notariado y Registro y con la hoy Agencia Nacional de Tierras”.

 

Apoyar el ordenamiento territorial: el IGAC actúa en tres frentes: como miembro de las Comisiones de Ordenamiento Territorial; como suministro a los municipios y departamentos de la información cartográfica, catastral y agrológica; y como apoyo para la revisión de los POT y formulación  de los Planes de Ordenamiento departamentales.