“Quibdó planificará mejor su territorio con los resultados de la actualización catastral”: Director del IGAC

8a61e8ba-c75e-4fe9-8dca-1a1ebe9421f6

Con una inversión de $632 millones, la zona urbana de la capital será actualizada en 2018. Con esto dejará atrás un rezago en su información catastral de tres años.

Bogotá D.C.  Diciembre 4 de 2017. En su más reciente visita a la ciudad de Quibdó, Juan Antonio Nieto Escalante, Director General del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), informó los por menores de la actualización catastral que emprenderá la entidad el próximo año y las ventajas y beneficios que conllevará para sus habitantes.

“Suscribimos un convenio con la Alcaldía de Quibdó y Aguas Nacionales EMP S.A., para actualizar la zona urbana de la capital. Para este proceso, que consiste en varias operaciones para renovar los datos de la formación catastral por medio de la revisión de los elementos físicos y jurídicos, se invertirán más de $632 millones”.

Según Nieto Escalante, con esta actualización, las autoridades podrán tomar decisiones más adecuadas y efectivas para planificar el territorio, ya que contarán con información real, de calidad y consistente sobre los predios urbanos.

“Quibdó contará con información de calidad tanto para el ciudadano como para los tomadores de decisiones. La actualización catastral es la base para la planeación urbana, al arrojar información sobre las dinámicas de crecimiento, uso y valor del suelo, aspectos básicos para el diseño de proyectos sociales, de infraestructura, ambientales y urbanísticos”.

Además, el Director del IGAC aseguró que la ciudad tendrá una sostenibilidad fiscal. “Se registrará un incremento significativo en la base gravable del Impuesto Predial Unificado, pero con mayores elementos de equidad tributaria”.

Los rezagos catastrales de Quibdó

La base catastral del IGAC indica que Quibdó cuenta con 37.951 predios, de los cuales 92,5 por ciento son urbanos; 2,9 millones de metros cuadrados de área construida (96,8 por ciento urbana); y un valor catastral de $1,6 billones ($1,3 billones urbanos).

Sin embargo, para Nieto Escalante estos valores no reflejan la dinámica inmobiliaria real ni las nuevas construcciones de los predios existentes, “ya que la última actualización catastral fue en 2014. Es decir que Quibdó tiene un rezago catastral de tres años”.

Otro atraso identificado por el IGAC fue el Índice de Valoración Predial (IVP), el cual se calcula para medir el crecimiento en la dinámica inmobiliaria en predios residenciales.

“Al comparar el IVP real (6,5) con el aplicado en los últimos cuatro años (3), se evidencia un rezago del 9,14 por ciento en la base catastral. Esto significa que los avalúos catastrales residenciales se encuentran rezagados como mínimo en dicho porcentaje”, apuntó Nieto Escalante.

Sumado a esto, el valor catastral de Quibdó representa en promedio el 43 por ciento del valor comercial, “lo que denota una brecha muy amplia y representa una oportunidad para la Administración Municipal en el incremento del Impuesto Predial Unificado”.

Por último, Nieto Escalante indicó que con la actualización catastral en el área urbana, el recaudo del Impuesto Predial tendrá un incremento del 45 por ciento en el año 2019.

“El Índice Predial Unificado en 2016 fue de $2.852 millones. Con la actualización se espera que ingresen $1.274 millones más, alcanzando así un valor de cerca de $4.125 millones”.

Actualización al detalle

La renovación del censo o inventario de los bienes inmuebles urbanos de Quibdó registrará los cambios en la información física, jurídica y económica de los predios.

El en componente físico, el IGAC identificará y describirá los límites o linderos de terrenos y edificaciones por medio de documentos cartográficos y tecnología GPS.

El económico determinará el valor catastral a través de los avalúos parciales de los terrenos y edificaciones; el jurídico identificará la cantidad de propietarios y proveedores; y el fiscal hará uso de la base gravable por parte de los entes territoriales para determinar el impuesto de la propiedad inmueble.