Red interamericana de catastro y registro ya está en Colombia

JuanAntonioNieto

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi en compañía de la Superintendencia de Notariado y Registro dieron inicio a nueva etapa que se trazó hace un año, en la Organización de los Estados Americanos OEA, donde se realizó el primer dialogo Interamericano de catastro y Registro de la propiedad.

El catastro y el registro de la propiedad raíz que hacen parte de los inventarios de los bienes inmuebles, particularmente en los países latinoamericanos, en dónde es una necesidad constante para promover la seguridad jurídica de los derechos sobre la tierra.

Los conflictos en torno a este recurso, han generado la necesidad constante de crear herramientas básicas, que permitan avanzar hacia la formalización o regularización de los derechos de la sociedad forjando la seguridad jurídica que facilita el desarrollo económico, social y sostenible de los territorios.

Colombia viene trabajando en esa línea, con la definición de una política pública para el establecimiento en el país de un catastro multipropósito y la implementación de un sistema de administración y gestión de tierras. En esa perspectiva, la Ley 1753 de 2015, Plan Nacional de Desarrollo 2014-2015, “Todos por un nuevo país”, ha dispuesto en su artículo 104:

  • Se promoverá la implementación del catastro nacional con enfoque multipropósito, entendido como aquél que dispone información para contribuir a la seguridad jurídica del derecho de propiedad inmueble, al fortalecimiento de los fiscos locales, al ordenamiento territorial y a la planeación económica, social y ambiental. 
  • (…) logrando coherencia entre el catastro y el registro, mediante levantamientos por barrido predial masivo (…) 
  • El Gobierno Nacional reglamentará la implementación de un Sistema Nacional de Gestión de Tierras, cuya base la constituirá la información del catastro multipropósito, del registro de la propiedad y del ordenamiento territorial.

Esta iniciativa gubernamental de política y regulación reconoce las deficiencias entre ellas puede destacarse lo siguiente.

  1. Una inadecuada adscripción de la máxima autoridad catastral, Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), en la medida que el sector de vinculación no representa los usos actuales y potenciales de un catastro, especialmente multipropósito, como el que debe implementarse.
  2. Una concentración de funciones que genera potenciales conflictos de intereses, al ser el IGAC regulador e inspector, pero a la vez ejecutor catastral en 915 municipios de los 1101 que tiene el país.
  3. Insuficiencia de capacidades e instrumentos para la regulación, inspección, vigilancia y control, frente a los incumplimientos de la regulación o de las metas del catastro. El IGAC no cuenta con facultades sancionatorias para actuar en estos eventos.
  4. Imprecisión en el papel de las entidades territoriales respecto del ejercicio de la función catastral y de los mecanismos de financiación.
  5. Ausencia de mecanismos de articulación entre las entidades con responsabilidades sobre la información de tierras, que usualmente conllevan redundancia en la generación de insumos e información, y datos que no se comparten.
  6. Imprecisiones con respecto al papel del sector privado, que no se ha vinculado como corresponde a la operación del catastro.

“Un catastro completo, de información confiable y de calidad,  y en permanente estado de actualización, acordé con las dinámicas inmobiliarias, donde su información sea de utilidad a todos los procesos decisorios del Gobierno, con sistemas construidos bajo estándares internacionales, de modo que pueda facilitarse la comparación de los datos y vincularlos a las decisiones supranacionales”. Afirmo Juan Antonio Nieto Director general IGAC.

63,9% de los municipios colombianos están desactualizados, en su gran mayoría rurales. Se entiende que un municipio está desactualizado si han pasado más de cinco años desde su formación o última actualización catastral, lo que comprende a un rezago o carencia de insumos cartográficos para realizar dichas actualizaciones. Por lo anterior, en Colombia el catastro no está suficientemente armonizado con el registro de la propiedad.

Con el planteamiento de un catastro multipropósito, se pretende crear el diseño y puesta  en marcha de un sistema completo, de cobertura nacional geográfica del país; que cuenta con una  extensión de 114 millones de hectáreas, que representará todos los inmuebles públicos y privados, formales o irregulares; y que garantice la asignación de las inversiones públicas, que garantice el efectivo cumplimiento de las funciones económicas, sociales y ambientales de la propiedad inmueble.

Con la ejecución del nuevo catastro multipropósito que tiene una planeación de 10 años (2016-2025), se espera contar con  el adecuado enlace con el registro de la propiedad y la ejecución y operación del Sistema Nacional de Gestión de Tierras.

“Adicionalmente, la armonización del catastro con el registro implica revisar y reformular los proyectos que de tiempo atrás se han venido gestionando conjuntamente, con políticas y resultados que han sido parciales y de alguna manera desarticulados. Todo, bajo lineamientos como los ya anteriormente mencionados, se busca la complementariedad de los sistemas entre sí, la unidad de los datos que son comunes, y su relación con la realidad en el territorio”. Afirmo Nieto Escalante.

Por otro lado, uno los retos de Colombia y de políticas del gobierno del Presidente Santos  y  de los países en general, es avanzar hacia la consolidación de unos eficaces sistemas de catastro y de registro de la propiedad inmueble, que respondan a las demandas actuales y prospectivas de los Estados y de múltiples usos y usuarios.

La Red Interamericana de Catastro y Registro de la Propiedad, será una herramienta e instancia de cooperación en la que se promuevan, multipliquen, fortalezcan y dinamicen intercambios, que contribuyan al desarrollo institucional y a su avance a nivel de cada país.