San José Del Guaviare,  uno de los municipios en los que renacerá la paz

INFO _SanJose Guaviare

Información tomada del Diccionario Geográfico de Colombia

El territorio a la llegada de los españoles estaba habitado por indígenas Guahibo, Carijona, Cubeo, Curripaco, Desano, Guayabero y Tucano, dedicados a la caza y pesca. El caserío fue fundado por Víctor Mora, Evangelino Roa y Rubén Castro en 1938, como sitio de paso de caucheros hacia Calamar. En 1943 se instaló el primer granero y en 1950 se construyó la iglesia, desde entonces ha experimentado un continuo crecimiento, hasta convertirse en el centro de apoyo de la extensa área de colonización ubicada al sur del río Guaviare.

Fue elevado a la categoría de municipio mediante el Decreto 1165 del 7 de junio de 1976, en jurisdicción de la comisaría del Vaupés.  Luego, al crearse la Comisaría Especial del Guaviare por medio de la Ley 55 del 23 de diciembre de 1977, se le designó capital de esta nueva unidad administrativa. Conservó el carácter de capital en el departamento del Guaviare, elevado a esta categoría por la Constitución Política de 1991.

La cabecera municipal y capital departamental   está localizada a los 02°34’26” de latitud norte y 72°38’32” de longitud oeste, a una altura sobre el nivel del mar de 189 m. Dista de la capital de la República 380 km por vía terrestre.

El área municipal es de 13.912 km² y limita al Norte con La Macarena, Vistahermosa, Puerto Rico, Puerto Concordia y Mapiripán (Meta) y Cumaribo (Vichada), al Este con corregimientos departamentales de Mapiripana y Morichal (Morichal Nuevo) (Guainía), al Sur con El Retorno y Calamar (Guaviare) y al Oeste con La Macarena (Meta).  Cuenta con el corregimiento de El Capricho y las inspecciones de policía de Boquerón, Cachicamo, Charras, El Limón, Guacamayas, La Carpa, Mocuare, Nuevo Tolima, Puerto Nuevo, Puerto Ospina, Resbalón y Tomachipán.  Para el primero de enero de  2016 registra 10.871 predios urbanos y 3.493 rurales.

Es cabecera del círculo notarial que comprende los municipios de San José del Guaviare, Calamar, El Retorno y Miraflores con una notaría, cabecera del círculo de registro con jurisdicción sobre  todos los municipios del departamento y a su vez es oficina principal de registro con competencia sobre San José del Guaviare, Calamar, El Retorno y Miraflores; es cabecera de distrito y circuito judicial, esta última con jurisdicción directa sobre los municipios de  San José del Guaviare, Calamar, El Retorno, Miraflores y Puerto Concordia. Hace parte de la circunscripción electoral del Guaviare y según la Registraduría Nacional del Estado Civil, en el año 2011 el número de mesas habilitadas es de 97, con un potencial electoral de 32.556 votantes que equivalen al 64,59% del total departamental.

La topografía del terreno es plana a ondulada y corresponde a la zona de transición entre los llanos Orientales de la Orinoquia y la llanura Amazónica, con algunas elevaciones conocida como serranía de La Lindosa. Recorren el territorio numerosas corrientes, entre ellas los ríos Guaviare, Guayabero e Inírida. También son importantes las lagunas El Cedro, La Negra y El Espejo.

Sus tierras se encuentran en el clima cálido, la humedad relativa promedio anual es de 85% y la temperatura promedio anual es de 25,7°C, siendo febrero el mes de mayor temperatura y junio el de menor.  La precipitación media anual es de 2.498 mm, está asociada a la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) y se distribuye en un régimen monomodal que se extiende entre los meses de abril a noviembre,  siendo mayo, junio y julio los meses más lluviosos.

El municipio presenta una problemática ambiental por la inadecuada disposición de residuos sólidos y la deforestación, contribuyendo con la degradación del suelo, además existen amenazas por deslizamientos en las veredas Cachicamo, El Capricho, El Boquerón, Charras y San Francisco y por inundaciones en las veredas Puerto Nuevo, Charras, Mocuare y Araguato.

Según datos conciliados del Censo 2005, la población total estimada para el año 2016 es de 65.611 habitantes, de los cuales 45.705 se encuentran en la cabecera y 19.906 en el área rural. Del total de personas 737 son indígenas y 2.256 afrocolombianos. En su territorio se ubican 11 resguardos indígenas: Barranco Ceiba y Laguna Araguato, Barranco Colorado, Barrancón, Cachivera de Nare, Caño Negro, Corocoro, El Refugio, Guayabero de La María, La Fuga, Nukak Makú y Panure (Venezuela). La densidad de población municipal para el año 2016 es de 4,7 habitantes por km².

La estructura demográfica indica que la población entre 0 y 14 años es el 39,62%, entre 15 y 64 años el 56,25% y la población de 65 años o más el 4,13%. Cuenta con 9.805 hogares registrados, donde el promedio de personas es de 4,01. De las 8.665 viviendas municipales, en el área urbana 5.900 son casas, 458 apartamentos, 925 cuartos y 12 son otro tipo de vivienda; en cuanto al área rural 1.301 son casas, 28 casas indígenas, 5 apartamentos, 10 cuartos y 26 son otro tipo de vivienda. La tasa intercensal de crecimiento para el periodo 1993 – 2005 es de 0,013% por año, la tasa de natalidad para el 2014 es de 16,459‰ y la de mortalidad de 1,276‰.

De las 115 defunciones registradas para el mismo año, 17 fueron por causa de enfermedades transmisibles, 14 por tumores, 30 por enfermedades del sistema circulatorio, 4 por período perinatal, 12 por casos asociados con causas externas y 38 por otras causas. Por grupos de edad, entre 0 y 14 años fallecieron 11 personas, entre 15 y 64 años, 53 personas y de 65 años o más, 51 personas. En relación con el lugar de nacimiento, 17.210 personas nacieron en este municipio, mientras que 20.178 nacieron en otro lugar y 50 fueron registrados como oriundos de otro país.

La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas reporta para el año 2012 como población desplazada, 35.889 personas que salieron y 28.315 que llegaron provenientes de otros lugares.

Para el 2007, de las personas en edad de trabajar el 44,41% corresponde a población económicamente activa. En cuanto a la participación por sectores económicos para el 2013, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural en la actividad agrícola reporta 4.097 hectáreas en cultivos permanentes, dentro de los que se destacan plátano (2.992 ha) y caucho (521 ha); 5.406 hectáreas en cultivos transitorios, entre ellos maíz (3.010 ha) y arroz (2.396 ha) y 820 hectáreas en cultivos anuales, donde predomina la yuca (820 has).

En relación con el sector pecuario para el año 2015, el ICA reporta 129.900 cabezas de ganado bovino; 1.665 porcinos, de los cuales el 100% corresponde a producción en traspatio. En otras especies pecuarias hay principalmente ganado equino con 3.130 cabezas, caprino con 105 ejemplares, ovino con 815 cabezas y bufalino con 180 ejemplares. Por otra parte en el sector acuícola, las principales especies que se cultivan son cachama, yamú y mojarra, reportando una producción total de 104.000 kg.

Para el año 2014 en la actividad minera se explotaron otros materiales como arcillas, arenas, barita, cromo, diabasa, feldespato, piedra arenisca, serpentina y yeso; obteniéndose $761.864 pesos por regalías. El municipio tiene registrados 1.799 establecimientos comerciales y en el sector industrial, de los 120 establecimientos reportados en el año 2007, se destacan 52 en los que se elaboran productos alimenticios, 17 donde se fabrican prendas de vestir, 16 donde se fabrican muebles, 2 donde se curten y adoban cueros y 2 en los que se elaboran productos de madera.

En cuanto a accesibilidad, se une por carretera con los municipios de Calamar y El Retorno; se comunica a través de una red secundaria con inspecciones, veredas y cabeceras municipales. Para el año 2008, se registran 2 empresas de transporte intermunicipal. Cuenta con el aeropuerto el San José del Guaviare y la pista de Tomachipán, que permiten el servicio regular y la comunicación con la capital de la República y con otras poblaciones de la región.

Por vía aérea al municipio en el año 2014 llegaron, 11.635 pasajeros de diferentes lugares del país 3 pasajeros en vuelos internacionales, así como 1.187,1 toneladas de carga de origen nacional. En el mismo periodo salieron 11.495 pasajeros a diferentes destinos en el país 3 pasajeros en vuelos internacionales, así como 3.786,9 toneladas de carga. Los principales vuelos tomados por los pasajeros fueron Bogotá D.C., Miraflores, Villavicencio, Carurú y Mitú, mientras que los de carga fueron Mitú, Miraflores, La Macarena, Carurú y Taraira. La localidad constituye un puerto fluvial sobre el río Guaviare e intendencia fluvial del río Orinoco que lo comunican con otros puertos sobre el mismo río.

Para el año 2014, la población tiene acceso a los servicios públicos domiciliarios de acueducto con 2.569 abonados y una cobertura total de 29,65%, alcantarillado con 3.740 abonados y una cobertura total de 43,16%, energía eléctrica con 7.374 abonados y una cobertura total de 85,1% y telefonía pública con 1.696 abonados y una cobertura total de 19,57%.

La población municipal se beneficia con 7 canales de televisión abierta, de ellos 5 son nacionales, 2 regionales y además opera un canal de televisión cerrada comunitaria. Para la difusión cultural y recreativa cuenta con 6 emisoras, de ellas una es comercial en AM, 2 en FM; una de interés público en AM; una en FM y una de interés comunitario. San José del Guaviare accede al servicio de internet mediante conexión de tipo satelital y conmutada, con un total de 26 abonados.

En relación con la educación, del total de la población 1.953 personas mayores de 13 años son analfabetas; para el año 2014 en el nivel preescolar se matricularon 840 alumnos en el área urbana y 407 en la rural; en básica primaria 4.063 alumnos en el área urbana y 3.027 en la rural; en secundaria 3.726 alumnos en el área urbana y 1.413 en la rural y en educación media 1.516 alumnos en el área urbana y 342 en la rural.

Hoy celebramos estos nuevos tiempos de paz y reconciliación, buenos aires que llenan de esperanza a todos los Colombianos.

El IGAC tendrá el gusto de mapear la nueva cara de Colombia, una nación que se cansó de la guerra y que busca la construcción de paz desde la mirada detallada de cada municipio, su historia, su cultura, su demografía, entre otros factores que alguna vez fueron testigos del horror de la violencia. El Gobierno nacional ahora en adelante escribirá la ruta de la paz.