Simacota le dirá adiós a una desactualización catastral urbana de más de una década

Simacota Catastro

Este año, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) actualizará las zonas urbanas de este municipio santandereano, información fundamental para las finanzas y el ordenamiento territorial.

Simacota es uno de los tantos municipios del país que desconoce a ciencia cierta su verdadera situación física y jurídica.

Esto se debe a que sus zonas rurales no son actualizadas desde hace 8 años, mientras que las urbanas, aún más críticas, tienen una desactualización de una década.

Según Javier Orlando Díaz Girón, Director Territorial del Instituto Geográfico Agustín Codazzi en Santander, a raíz de este panorama las cifras que están en la base de datos de la entidad no revelan la realidad del municipio.

“En Simacota tenemos registrados 4.089 predios, de los cuales 720 son urbanos y 3.369 rurales, y un avalúo catastral de $111,9 mil millones. Sin embargo, una década es tiempo de sobra para que se hayan consolidado nuevos predios y áreas construidas, las cuales no están incluidas en la información oficial”.

A partir de este año, la desactualización empezará a decirle adiós en Simacota, por lo menos en su zona urbana.

El IGAC y el Alcaldía municipal acaban de suscribir un contrato por más de $66,3 millones para llevar a cabo el proceso de actualización catastral urbana, que consiste en una revisión de los elementos físicos y jurídicos.

“La actualización tiene en cuenta la variación económica de las disparidades originadas por los cambios, variaciones de uso o productividad, obras públicas o condiciones locales del mercado inmobiliario”, apuntó Díaz Girón.

Este proceso incluye actividades como levantamientos topográficos, reconocimiento predial, estudio de zonas homogéneas físicas y geoeconómicas, generación de cartografía catastral digital  y liquidación de los avalúos catastrales.

El funcionario aseguró que con esta alianza se busca mejorar las finanzas municipales y generar nuevos proyectos de desarrollo económico, social y ambiental.

“Además de conocer mejor su realidad física, Simacota contará con una información mucho más actualizada, lo que permitirá generar más recursos y poner en marcha proyectos relacionados con la estratificación socioeconómica, los Planes de Ordenamiento Territorial, entre otros”.

El IGAC le hará entrega a la Alcaldía de los registros 1 y 2 de los predios urbanos, cartografía catastral en formato digital y estudio de zonas homogéneas físicas y socioeconómicas.

“Con la información de los registros 1 y 2, el municipio podrá realizar, sobre una base confiable y actual, la liquidación, facturación y cobro del impuesto predial unificado”, complementó el Directivo.

Respecto a este impuesto, el cual podría incrementarse cuando culmine el proceso de actualización, Díaz Girón informó que la Alcaldía se comprometió a verificar y si es el caso modificar el acuerdo por el cual se establece las tarifas del Impuesto Predial Unificado.

“Esto con el fin de adecuar las tasas y así evitar aumentos desmesurados en los cobros del impuesto a raíz de la actualización de la formación catastral”.

El Director Territorial aclaró que son los Concejos Municipales quienes fijan las tarifas para el pago del impuesto, y que el IGAC solo se encarga de definir los procedimientos y metodologías para hacer el censo de los bienes inmuebles públicos y privados del país.

La Alcaldía se encargará de adelantar los procesos de contratación del personal y transporte para la ejecución del proceso de actualización del municipio en la zona urbana, con previa validación por parte del IGAC.