Tolima, uno de los departamentos con mayor potencial agrícola en Colombia

arrozales

 

  • En un recorrido por los arrozales de la Meseta de Ibagué, el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC) aseguró que el 12,9% del Tolima alberga unos de los mejores suelos para cultivar en Colombia.
  • Por su parte, la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) informó que este territorio es el más arrocero de todo el país, con cerca de 100 mil hectáreas ocupadas por estos cultivos, y que actualmente se desarrollan proyectos sostenibles para disminuir la cantidad de agua empleada en el riego.

La seguridad alimentaria del departamento de Tolima debe concentrase en 397.200 hectáreas, las cuales según estudios del Instituto Geográfico Agustín Codazzi cuentan con los mejores suelos para cultivar.

Estas hectáreas netamente productivas abarcan el 12,9% del departamento. Con esta cifra, Tolima ocupa el puesto 11 de los 32 departamentos que conforman el territorio nacional, con mayor cantidad de hectáreas aptas para el desarrollo de cultivos.

“Las autoridades deben potencializar la actividad agrícola en estas áreas, ya que son terrenos aptos para el uso agrícola y no cuentan con ecosistemas estratégicos que se puedan ver afectados”, aseguró Germán Darío Álvarez, Subdirector de Agrología del IGAC, en un recorrido por varias fincas arroceras de la Meseta de Ibagué, al que asistieron representantes de 23 países de América Latina y el Caribe.

Álvarez recalcó que Tolima es un territorio megadiverso, conformado por mucho más que extensas llanuras con potencial agropecuario. “El departamento cuenta con una amplia variedad de suelos, que van desde tesoros ambientales, zonas exclusivas para la conservación y zonas agropecuarias. Esto ratifica que tienen cabida varios usos, pero que tienen que respetar la vocación de las tierras”.

De las más de 2,4 millones de hectáreas que conforman el departamento, el 60% es apto para la producción agropecuaria (1,4 millones de hectáreas). Entre tanto, el 31% está compuesto por áreas para la protección ambiental (744 mil hectáreas) y el 9% por zonas de protección legal blindadas por la ley (225 mil hectáreas).

“Antes de empezar a cultivar es clave estudiar minuciosamente los suelos agrícolas, con el fin de identificar el cultivo más apto, algo que generaría una mayor rentabilidad y un mejor desarrollo sostenible. Actualmente, el IGAC solo cuenta con información semidetallada en 84 mil hectáreas productivas”, apuntó el Subdirector de Agrología.

Tolima, el más arrocero

Por su parte, la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) informó que Colombia cuenta con aproximadamente 450 mil hectáreas de cultivos de arroz, de las cuales más de 100 mil están en suelos tolimenses; con esta cifra, el departamento se convierte en el territorio más arrocero de todo el país.

Sin embargo, este importante título ha tenido consecuencias en contra del agua, ya que para el riego de los cultivos se emplean grandes cantidades de este líquido. Según Fedearroz, para producir una tonelada de arroz, se emplean aproximadamente 2.650 metros cúbicos de agua.

Alberto Mejía, agricultor y miembro de la junta directiva de Fedearroz, manifestó que este panorama ya empezó a cambiar entre los agricultores arroceros del Tolima, a través de un proyecto denominado Adopción Masiva de Tecnología (Antec).

“Este proyecto busca recoger las distintas prácticas utilizadas en los cultivos de arroz por años, para luego tecnificarlas y mejorar sus diferentes procesos. El ideal es que las distintas etapas que se tiene para el desarrollo del arroz cuenten con ejercicios más puntuales, que permitan economizar los procesos, aplicar la agricultura de precisión y ser más eficientes en la producción final del cereal. Con este proyecto, esperamos disminuir el consumo de agua a 1.225 metros cúbicos por tonelada de arroz”.

Mejía concluyó que el Tolima se caracteriza por ser el departamento más importante en la producción de arroz en el país. “Siempre lo ha sido, por algo Fedearroz nació en este departamento. La cultura tolimense siempre ha estado sumergida en los arrozales, ya que la gente sabe cómo manejar sus cultivos y vive de ellos”.